La Fegamp advierte que las medidas para saldar deudas municipales "ayudan" pero "no resuelven la financiación local"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Carlos Fernández, señaló hoy que las medidas para ayudar a los ayuntamientos a saldar sus deudas con empresas y autónomos "ayudan a salir del apretón", pero advirtió que en realidad "no resuelven el problema de fondo, que es la financiación municipal" y la insuficiencias que arrastran las arcas locales.

En declaraciones a Europa Press, Carlos Fernández, que es alcalde de Ames (PSdeG), indicó que la potestad de que los ayuntamientos puedan endeudarse a largo plazo para afrontar sus deudas y la línea de crédito avalada por el ICO para que las empresas puedan pedir a la banca préstamos por las facturas que tienen pendientes de cobrar "ayuda a resolver parcialmente una parte del problema".

"Si estas medidas se contemplan aisladamente, no resuelven el problema de fondo", aseveró tras recordar las reiteradas reclamaciones de las corporaciones municipales para que la financiación local se resuelva "con el mismo calendario" que la autonómica.

Acerca de si cree que el marco de financiación para los ayuntamientos podrá acordarse a la vez que el de las comunidades autónomas, previsto para por el Gobierno central para dentro de "pocas semanas", el presidente de la Fegamp revalidó esta demanda porque "si hay dinero para las autonomías, también lo tiene que haber para los ayuntamientos". "No renuncio ni cedo a que sea de otra manera", indicó tras manifestar su "confianza" en que así sea.

MEDIDAS

En concreto, las medidas avanzadas hoy por la vicepresidenta económica, Elena Salgado, suponen que los ayuntamientos podrán realizar operaciones de endeudamiento para financiar su déficit de tesorería a 31 de diciembre de 2008. Estas operaciones de endeudamiento bancario tendrán un plazo máximo de amortización de seis años, con posibilidad de uno o dos de carencia y, desde la concertación de la operación, las entidades locales dispondrán de un mes para cancelar sus deudas pendientes con proveedores.

Asimismo, otro Real Decreto que aprobará mañana el Consejo de Ministros instrumentará, a través del ICO, una nueva línea de 3.000 millones de euros para avalar a las empresas y autónomos con deuda pendiente. Ambas medidas supondrán una financiación de unos 14.000 millones.