La Generalitat aprueba un convenio con Cierval para promocionar la responsabilidad social empresarial

VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente y portavoz del Consell, Vicente Rambla, informó hoy de la aprobación de un convenio de colaboración con la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunitat Valenciana (Cierval), para el fomento y difusión de la acción social dentro de la responsabilidad social empresarial, por 102.000 euros.

Rambla, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, destacó que la Conselleria de Bienestar Social aportará 102.000 euros con el objetivo de realizar actividades de difusión e información de la responsabilidad social empresarial, vinculado el desarrollo de estas iniciativas a la competitividad en las empresas y con una estrategia global de negocio.

También se persigue la divulgación y clarificación del concepto de responsabilidad social corporativa e información acerca de las ventajas y oportunidades que para las empresas de la Comunitat implica la integración de las preocupaciones sociales en la gestión empresarial.

Del mismo modo, explicó que se promoverán acciones dirigidas a las empresas que sirvan para conocer mejor las prácticas, desafíos y dificultades en el desarrollo de la responsabilidad social empresarial, así como las tendencias de futuro en este ámbito.

Rambla explicó que también se favorecerá la difusión entre empresas de las principales líneas estratégicas de actuación de la Generalitat en materia de bienestar social y divulgación de la responsabilidad social, así como facilitar la adaptación de posibles iniciativas en el este ámbito al sector productivo de la empresa, su tamaño y al contexto geográfico en el que opera, con especial atención a las pymes.

Asimismo, apuntó que se "fomentará la cultura de la corresponsabilidad o del compromiso compartido por parte de los distintos grupos de interés como medio para avanzar en el ámbito de la responsabilidad social empresarial".

Por lo que respecta a Cierval, indicó que la empresa "debe afrontar como desafío inmediato el de su propia viabilidad, lo que sólo puede hacer a través de la creación de riqueza y valor añadido".

Rambla, no obstante, añadió que "también se pone de manifiesto el desarrollo voluntario y gradual de iniciativas en el ámbito de lo que se conoce como responsabilidad social de las empresas, bajo distintas modalidades y con motivaciones también diferentes que no deben cuestionar la principal contribución de la empresa a la sociedad sino que, muy al contrario, pueden reforzarla".

En este sentido, recordó que la Responsabilidad Social de las Empresa se entiende como la "integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores".

De esta forma, ser socialmente responsable "no significa solamente cumplir plenamente las obligaciones jurídicas, sino también ir más allá de su cumplimiento invirtiendo más en el capital humano, en el entorno y en las relaciones con los interlocutores".