La Generalitat cree que refleja "la recesión económica y el grave riesgo de producirse un proceso de deflación"

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El director general de Economía, Pablo Landecho, afirmó hoy que el descenso del IPC "refleja la trayectoria negativa de la actividad económica, la reducción del consumo, y el grave riesgo de producirse un proceso de deflación, en el que el consumo se restringe a la espera de una mayor reducción de los precios".

En esta línea, Landecho señaló en un comunicado que los datos del IPC "un mes más ponen de manifiesto la recesión que está viviendo el conjunto de la economía española, una situación que precisa de medidas serias y rigurosas por parte del Gobierno central, que parece mirar hacia otro lado y negar la realidad de una situación que se está convirtiendo en insostenible para muchas familias españolas".

"El proceso de deflación entraña un grave perjuicio para las empresas al desplomarse el precio de sus ventas, situación que se agrava en las compañías con un elevado endeudamiento", subrayó. Al mismo tiempo, "provoca un círculo vicioso del que es difícil salir: ante un horizonte de caídas de precios las decisiones de compra se posponen, lo que provoca un mayor hundimiento del consumo, un escenario que retrae las inversiones, aumenta la destrucción de empleo, y por tanto, aleja las posibilidades de recuperación", manifestó.

El Consell volvió a exigir al Gobierno central "medidas que estimulen la oferta como las mejoras tecnológicas, reformas del mercado laboral, mejoras en el transporte y comunicaciones, impulso a la creación de empresas, y apoyo en la inversión en bienes de equipo, en definitiva medidas para revertir esta situación".