La Guardia Civil detiene a otros tres implicados en la trama de pagares falsificados

MURCIA, 12 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Murcia ha practicado tres nuevas detenciones en el marco de la 'Operación Bahía' encaminada a desarticular una trama organizada de pagarés falsificados a nivel nacional. Las detenciones se han realizado a residentes de Zamora, Oviedo y Alicante.

Los hechos se remontan al mes de octubre de 2008, cuando la Guardia Civil detectó la circulación de pagarés falsificados de empresas de ámbito nacional de gran prestigio y relevancia, entre las que se encuentra una empresa cárnica murciana.

Los investigadores de la Guardia Civil constataron que estos pagarés iban siendo endosados como cesiones de crédito entre distintas empresas y particulares, teniendo como garantía el hecho de la reconocida solvencia de las supuestas empresas emisoras, lo que generaba confianza entre algunas personas, empresas, y sociedades financieras que actuaban de buena fe, así como en entidades bancarias que admitieron el descuento de pagarés en las 'líneas de descuento' que tenían las personas que los presentaban al cobro.

En muchos casos los pagarés eran endosados como pago de deudas entre empresarios, algunos de los cuales conocían sin duda el origen falso de los pagarés, siendo presentados dichos efectos al cobro por titulares de un tipo de empresas generalmente de poca entidad y con dificultades económicas que accedían a efectuar el descuento en sus líneas de crédito para hacerse en pago de deudas o simplemente a cambio de una comisión.

En más de un caso los pagarés falsificados puestos en circulación fueron incluso "duplicados", es decir falsificados de otro falso a su vez, según informaron fuentes de la Benemérita en comunicado de prensa.

Las empresas que en principio figuraban como beneficiarias de los pagarés nunca habían mantenido relaciones comerciales con las empresas cuyas identidad comercial se había suplantado para confeccionar los pagarés falsos, siendo además empresas de distintos sectores mercantiles, que en muchos casos nada tenían que ver con las actividades de las empresas suplantadas.

Hasta el momento la Guardia Civil ha detectado la circulación de pagarés falsificados por importe de más de tres millones de euros que pudieron ser interceptados sin que llegasen a hacerse efectivos, en muchos casos porque las propias empresas "suplantadas" alertaron de su existencia. No obstante, se habían ejecutado y abonado pagarés por importe de unos 500.000 euros.

Con estas nuevas detenciones son ya once las provincias en que la que los investigadores de la Guardia Civil de Murcia han actuado, en concreto Murcia, Albacete, Toledo, Cádiz, Granada, Sevilla, Valencia, Alicante, Madrid, Zamora y Asturias, elevándose ya a 20 el total de personas detenidas y otras nueve imputadas, la mayoría de ellos empresarios o intermediarios financieros.