La jurisdicción penal irá al edificio Actur de Ranillas, donde el restaurante CC.AA. se convertirá en calabozo

ZARAGOZA, 26 (EUROPA PRESS)

La jurisdicción penal de la Administración de Justicia se trasladará al edificio Actur del recinto de Ranillas y el que fuera el restaurante de las Comunidades Autónomas durante la Exposición Internacional Zaragoza 2008 se convertirá en calabozo.

De esta forma se aprovechará la zona de sótano que albergó el restaurante colectivo que compartieron las 17 autonomías participantes para ubicar las zona de celdas que tendría una entrada independiente desde la avenida de Ranillas para que accedieran los furgones con los detenidos. También sería independiente el acceso a la jurisdicción penal de menores, que abandonaría su actual sede en la calle Lagasca.

Esta es una de las previsiones que maneja la viceconsejería de Justicia del Gobierno de Aragón, según consta en el Plan de Actuación de Sedes Judiciales Provinciales correspondiente a Zaragoza, para lo que se prevén unas necesidades de 40.000 metros cuadrados que habrá que adecuar y que corresponde a Expo Zaragoza Empresarial transformar en estas dependencias judiciales lo que fueron los pabellones de algunas autonomías.

A este edificio, el más próximo a la entrada Puerta del Ebro, se trasladarán los nueve juzgados penales, los 12 de instrucción, los dos juzgados de vigilancia penitenciara, los otros dos juzgados de violencia de género, otros dos de menores y un juzgado de guardia, aunque se dejará espacio que se pueda habilitar ante una nueva expansión de juzgados.

El objetivo es que este traslado se efectúe en el horizonte de 2011, fecha en la que finaliza la legislatura y la reconversión del recinto de Ranillas en un Parque Empresarial. También ese año vencerán los contratos de arrendamiento de edificios de sedes judiciales dispersos por la ciudad y que se trasladarán a la plaza del Pilar.

DE SIETE A TRES SEDES

La finalidad es que Zaragoza pase de las siete sedes actuales a tres sedes: Ranillas, la plaza del Pilar y el edificio emblemático del Tribunal Superior de Justicia de Aragón con su ampliación del solar de la calle Galo Ponte, que se quedaría como edificio emblemático y sede del máximo órgano de justicia, el TSJA.

Esta ampliación cuenta con anteproyecto y en la actualidad se llevan a cabo las excavaciones que podrían concluir en un mes y en caso de que no aparezcan restos arqueológicos de interés se procederá a realizar el proyecto de ejecución con la previsión de iniciar las obras a finales de este año o principios de 2010, avanzó en declaraciones a Europa Press el viceconsejero de Justicia, José María Bescós.

Una vez que la sede de Ranillas albergue la jurisdicción penal a la plaza del Pilar se trasladarán las dependencias que ahora están en régimen de alquiler en la calle Alfonso I, 17 (juzgados de lo Social) y en el número 34 de la misma calle que acoge la jurisdicción de lo contencioso-administrativo, entre otros y los que se suman los alquileres de la viceconsejería y la dirección general de Justicia.

La reubicación de todos estos espacios permitirá un ahorro aproximado de 1,5 millones de euros anuales al Gobierno de Aragón, precisó Bescós.