La lonja micológica en Aracena comercializará especies como la tana o el gurumelo

ARACENA (HUELVA), 07 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente tiene previsto poner en marcha una lonja micológica en la localidad de Aracena (Huelva), en la que se comercializarán especies silvestres del monte mediterráneo andaluz, tales como la 'tana' o el 'gurumelo'. El centro, el segundo de estas características tras el de Jimena de la Frontera (Cádiz), presentará la producción de los recolectores de la zona y es fruto del convenio suscrito hoy por la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo y el Ayuntamiento de la localidad.

Según explicó la Junta en una nota, la iniciativa tiene como objetivo poner en valor los recursos micológicos del monte mediterráneo. Así, la consejera destacó que la lonja podrá ofrecer asesoramiento técnico y botánico para que estos productos obtengan certificación de calidad, indicando además que la instalación será un punto de encuentro entre recolectores y mayoristas, en el que se dignificarán las labores relacionadas con el producto que incluso contará con un número de registro sanitario y cumplirá todos los requisitos que se exigen en materia sanitaria.

El proyecto pretende que el valor de este producto natural se establezca en la zona de origen, abriendo expectativas a empresas transformadoras y comercializadoras de setas silvestres que podrán instalarse en la comarca, por lo que el valor añadido de la transformación del producto queda en la zona y no irá a otras regiones o países. Castillo destacó que en Andalucía el volumen estimado que mueve el sector micológico alcanza los 12 millones de euros.

La creación de esta lonja se contempla dentro del Plan de Conservación y Uso Sostenible de Setas y Trufas en Andalucía (Plan Cussta) de la Consejería de Medio Ambiente, en relación con el aprovechamiento y comercialización de estos productos de forma sostenible. Con este programa, destinado a la conservación, disfrute y uso sostenible de estas especies en la comunidad autónoma se pretende descubrir para la sociedad andaluza un nuevo recurso natural y socioeconómico en sus múltiples facetas.

El Plan Cussta contempla entre otras actividades la elaboración de un inventario y catálogo de las setas y trufas existentes en Andalucía, la creación de diversas instalaciones de uso público, rutas micológicas, así como repoblaciones vegetales con planta micorrizada.

La Consejería también realiza campañas de difusión para informar a los ciudadanos de las especies tóxicas que existen en nuestra comunidad autónoma para que puedan distinguirlas de las que son comestibles, con el fin de evitar intoxicaciones ya que cualquier seta comestible tiene siempre una gemela venenosa.