La mafia considera a ETA una “banda de imbéciles”

El escritor italiano Roberto Saviano, amenazado de muerte tras la publicación de su libro “Gomorra”, ha afirmado hoy que las organizaciones mafiosas de su país consideran a ETA como “una especie de banda de imbéciles”, aunque “útiles” pues distraen a la opinión pública del problema del crimen organizado.

De esta forma se ha pronunciado Roberto Saviano al inaugurar en la sede del Ministerio del Interior, junto al secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, el curso superior sobre crimen organizado, blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

Durante la apertura del curso, al que asisten especialistas de la Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza, Saviano se ha referido a ETA y a su vínculo con la mafia y el narcotráfico, al que, según ha dicho, apuntan algunas investigaciones de jueces italianos.

En concreto, ha hecho alusión a una investigación que realizó en su día un magistrado milanés sobre un “clan genovés”. Esta investigación demostró, según Saviano, que este clan hizo “negocios con ETA” y que la organización terrorista le suministró cocaína a cambio de armas.

Cocaína por armas

Las pesquisas, según el escritor y periodista amenazado por la mafia, desmintieron “el moralismo de ETA” pues demostraron que la organización terrorista “trataba con cocaína para financiarse”.

Saviano, que ha señalado a España como la puerta de la cocaína en Europa y como el segundo país en número de incautaciones, se ha preguntado por qué España nunca ha contado con una “mafia autóctona”, a pesar de que exista la leyenda de que este tipo de organizaciones fueron creadas por “tres señores españoles”.

El escritor ha abogado por crear una jurisdicción común europea, de tal forma que todos los Estados compartan las leyes para acabar con el crimen organizado porque hay países, como por ejemplo Inglaterra, donde no existe el delito de asociación mafiosa.

Además, ha insistido en que “las mafias se aprovechan de la crisis” porque tienen “liquidez monetaria”, lo que, a su juicio, les permite tener un poder adquisitivo “enorme”, con el que pretenderían construir una “credibilidad” en los bancos para influir en los fondos de crédito en el futuro.

800 agentes más en la Policía y la Guardia Civil

Por su parte, Antonio Camacho ha considerado que “todavía queda mucho por hacer” en la lucha contra el crimen organizado y por ello en los próximos años, ha dicho, se van a incorporar 800 especialistas más para las unidades de inteligencia y operativas de la Policía y la Guardia Civil, y se duplicarán los grupos especializados.

El “número dos” de Interior ha subrayado el número de detenciones relacionadas con el crimen organizado desde 2004, más de 23.000 -sólo el año pasado fueron arrestadas 5.676 personas- y los más de 4.200 millones de euros incautados.

Camacho ha advertido del peligro de estas organizaciones “muy sofisticadas”, sin “reparos” para usar cualquier medio para conseguir sus fines y que se mueven con “una cierta soltura en el escenario global”.

Unas organizaciones, incluidas las terroristas, que en su opinión han comprendido a la perfección cómo funciona el escenario de la globalización, y que en las últimas décadas han aumentado considerablemente su campo de actuación.

A la inauguración también ha acudido Aurelio Martínez, el presidente del ICO, organismo que patrocina el curso, quien ha señalado que los paraísos fiscales acumulan al menos 10 billones de euros y que el fraude fiscal suma ya 7.000 millones de euros.

Para concluir el acto, Roberto Saviano se ha hecho una pregunta para la que tiene una contestación clara: cómo es posible que una organización criminal que factura 30 billones de euros le tenga miedo a un libro, al suyo.

“Las investigaciones no me tienen miedo a mí, ni a lo que yo escribo, le tienen miedo a las personas que me leen”, se ha respondido en voz alta este escritor amenazado por la mafia tras la publicación en 2006 de “Gomorra”, que ya ha sido traducido a medio centenar de idiomas.