La mujer cuyo cadáver apareció en Albarreal de Tajo (Toledo) falleció debido a una parada cardiorrespiratoria

TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS)

La mujer que apareció muerta el pasado 14 de abril en un arroyo en la localidad toledana de Albarreal de Tajo falleció debido a una parada cardiorrespiratoria, según confirmaron a Europa Press fuentes judiciales.

No obstante, las mismas fuentes dejaron claro que el cadáver no ha sido identificado, porque hay que esperar el resultado de unos informes toxicológicos, que tardarán entre 15 y 20 días.

Por esta razón, el Juzgado de Instrucción Número Uno de Torrijos (Toledo), que instruye las diligencias del caso, todavía no ha decidido la inhumación del cadáver. Las diligencias previas siguen abiertas, aunque paralizadas, porque se está a la espera de dichos resultados.

Según publicó el diario ABC citando a fuentes de la Guardia Civil, se trataría de una joven de etnia gitana residente en el Casco Histórico de Toledo, desaparecida días antes del hallazgo del cuerpo.

El cadáver de la joven fue hallado el pasado 14 de abril en la localidad de Albarreal de Tajo, y corresponde a una mujer de raza blanca, no identificada, y de edad intermedia, entre 30 y 40 años, y podría llevar en el lugar del hallazgo alrededor de una semana el día en que fue encontrada, según informó la Delegación de Gobierno de Castilla-La Mancha en un comunicado.