La Noche en Blanco costará este año 940.000 euros y se celebrará del 19 al 20 de septiembre inspirada en el regalo

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Noche en Blanco de Madrid, una fiesta que ya viene celebrándose en la capital tres años y que en esta edición tendrá lugar del 19 al 20 de septiembre, costará en esta ocasión 940.000 euros, algo más de la mitad de lo presupuestado en 2008, e incluirá actuaciones de todas las disciplinas artísticas para satisfacer los gustos de todos los públicos.

Según informó el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, esta semana, la empresa Madrid Arte y Cultura S.A. será la encargada de organizar una nueva edición de La Noche en Blanco, con un gasto de 940.000 euros e inspirada en la idea del regalo, para proponer una velada positiva, rica en valores y realizada con la participación de todos los agentes culturales de la ciudad.

"Con esta iniciativa, el área de Las Artes reitera su afán de apoyar una manifestación cultural que cada día cuenta con más seguidores y que ya han adoptado las capitales europeas", explicó el primer edil, asegurando que, aunque "el presupuesto ha disminuido en relación al año pasado, la imaginación superará" este inconveniente.

En 2008, la capital albergó entre las 21 horas del 13 de septiembre y las 7 horas del 14, un total de 172 actividades de 295 artistas de todo el mundo, con un presupuesto de 1,5 millones de euros. Además, la cantidad asignada hoy a esta celebración es menor que la anunciada el pasado mes de diciembre por el director general de Actividades Culturales del Ayuntamiento, Manuel Lagos, en comisión, cuando afirmó que el presupuesto sería de 1,28 millones, un 21 por ciento menos que en 2008.

La Noche en Blanco integra todas las formas de creación contemporánea a fin de hacerlas accesibles al público. Propone recorridos artísticos por espacios insólitos, unos porque no son habitualmente accesibles al público, otros por su valor o devenir histórico, en los que las intervenciones o actuaciones artísticas provocan una nueva mirada.

Las Noches Blancas se iniciaron en París en 2002 y ahora constituyen una red que recorre Bruselas, Madrid, Riga, Bucarest y La Valleta .