La Policía Foral detiene a 16 conductores en la última semana por delitos contra la seguridad vial

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

La Policía Foral ha detenido en la última semana a 16 conductores por delitos contra la seguridad vial. Cinco de ellos han sido arrestados por superar la tasa de alcohol considerada como delito (0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado), otros seis carecían de permiso o licencia de conducir y el resto no contaban con autorización para conducir un vehículo a motor por la pérdida total de los puntos de su permiso.

Entre los detenidos se encuentran dos menores de edad: uno de ellos es una conductora que el pasado viernes fue interceptada en la Travesía de Noáin cuando conducía un vehículo sin contar con la edad legal para conducirlo. El propietario del vehículo viajaba como acompañante. Y el pasado martes, 12 de mayo, un vecino de Pamplona, también menor de edad, fue arrestado en Ansoáin por conducir un ciclomotor sin la licencia habilitante, según informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Ayer fueron detenidos tres conductores por alcoholemias positivas. Uno de ellos, vecino de Barañáin de 22 años, arrestado en Beriáin triplicaba la tasa de alcohol permitida y además carecía de permiso de conducir. Los otros dos detenidos son un vecino de Artajona de 28 años interceptado en el Acceso de Pamplona sur (PA-31) y un hombre de 38 años, domiciliado en Astigarraga (Guipúzcoa), que fue sorprendido en la Autovía del Camino (A-12) a su paso por Zizur Mayor.

El sábado, 16 de mayo, la Policía Foral elaboró otros tres atestados relacionados con conductores sin permiso de conducir o con los puntos agotados. Se trata de un pamplonés de 33 años que fue detenido en Nuevo Artica en el transcurso de un control de documentación; un vecino de Madrid de 41 años interceptado en la carretera Pamplona-Tudela a su paso por Caparroso y un vecino de la capital navarra de 39 años, que contaba con el permiso retirado por sentencia judicial hasta octubre de este año. En el primero de los casos al conductor también se le imputó una alcoholemia positiva.

El viernes fueron dos los detenidos; una funesina de 23 años arrestada en un control de documentación en Marcilla por carecer de permiso y un vecino de Valdizarbe de 24 años que se encontraba en Estella, en un lugar en el que estaba prohibido pararse o estacionar y que tenía el carné retirado.

Agentes de la comisaría de Tafalla detuvieron el jueves en Pueyo a un vecino de Tafalla de 47 años que no había obtenido nunca el permiso de conducir. El arrestado circulaba a una velocidad anormalmente reducida y de forma zigzagueante. En Ribaforada (carretera NA-5200) y por pérdida total de los puntos asignados fue detenido el pasado miércoles un vecino de Cortes de 24 años.

Por otra parte, el lunes 11 de mayo la Policía Foral instruyó diligencias contra cuatro conductores. Uno de ellos, un vecino de Fontellas de 55 años, fue detenido en la Travesía de Tudela debido a que la matrícula de su vehículo estaba poco visible, y en una prueba posterior de etilometría a la que fue sometido superó en cuatro veces la tasa permitida.

Otros dos infractores, un tudelano de 53 años y un pamplonés de 32 años, fueron detenidos en el Polígono Industrial de Tudela. El primero de ellos superaba la tasa de alcohol, mientras que el segundo carecía de permiso de conducir y además contaba con numerosos antecedentes por delitos contra la seguridad vial.

El último detenido del pasado lunes es un vecino del Valle de Ultzama de 51 años que fue interceptado por una patrulla de la comisaría de Elizondo y que carecía de permiso de conducir.