La Policía Local se incauta de más de 54.000 artículos falsificados y pirateados en lo que va de año

Los agentes solicitan autorización a Justicia para mandar productos textiles a Cruz Roja Internacional

GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Granada se ha incautado en lo que va de año de un total de 54.239 artículos falsificados y pirateados, como CD, productos textiles o perfumes, en el marco de las intervenciones que realiza en las calles de la capital y en pisos francos situados en "las zonas más deprimidas" de la ciudad.

Así lo informó a Europa Press la subinspectora jefe de la Unidad Judicial de la Policía Local de Granada, Matilde Martín Palacios, quien detalló que hasta la fecha han sido detenidas y puestas a disposición judicial unas 80 personas por delitos contra la propiedad intelectual e industrial, algunas de ellas ya han ingresado en prisión.

Los agentes efectúan una media de tres intervenciones diarias en las calles, donde no suelen contar con el apoyo ciudadano. "La gente se pone a favor de ellos --los vendedores ilegales-- y nos ven como los represores porque no son conscientes de la repercusión de este delito que, además de evadir todos los impuestos, destruye una gran cantidad de empleos", relató Palacios.

No obstante, estas detenciones permiten a los agentes obtener información sobre las bandas que mueven estos productos falsificados y los lugares donde se almacenan y reproducen las películas, discos y videojuegos, que luego venden a los ciudadanos.

Hasta mayo los agentes han intervenido un total de diez pisos francos que contaban con una media de 50 grabadoras y que estaban situados en su mayoría en la zona Norte de la capital y las partes más deprimidas de los barrios de la Chana y el Zaidín.

Hasta la fecha se han requisado un total de 24.068 CD piratas, 2.383 DVD de películas, y 82 videojuegos, así como 13.850 artículos falsificados, sobretodo gafas de sol (2.413), complementos como carteras y cinturones (8.018) y artículos textiles (1.600), como zapatillas, camisetas o pantalones vaqueros.

Los agentes suelen destruir todo este material, aunque han solicitado por primera vez a la Justicia que les autorice a mandar una remesa de artículos textiles falsificados a Cruz Roja Internacional para que los distribuya entre los más necesitados.

Para ello también se han puesto en contacto con las casas que son objeto de falsificaciones, ya que aunque no hace falta su autorización expresa sí es necesario que "no se opongan" a esta iniciativa pionera en la provincia.