La presión fiscal se situó en el 36,6% del PIB en 2008

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El desplome de los ingresos fiscales como consecuencia de la crisis económica ha situado la presión fiscal en el 36,6% del PIB en 2008, la menor tasa de los últimos trece años y más de cuatro puntos por debajo de la registrada un año antes (41%), según datos de la Intervención General del Estado a los que tuvo acceso Europa Press.

Entre 1995 y 2008, la presión fiscal --porcentaje de los ingresos tributarios del Estado sobre el PIB-- en España se ha movido entre el 38% de 1995 y el 41% de 2007, por lo que el descenso en 2008 refleja la gravedad de la crisis económica, que ha llevado a que los recursos no financieros del Estado cayeran casi un 7% el pasado año, hasta los 401.332 millones de euros.

En concreto, el peso de los impuestos sobre la producción y las importaciones en el PIB se situó en el 9,82% en 2008, 1,87 puntos porcentuales menos que en 2007 (11,69%), o lo que es lo mismo, el Estado recaudó 15.235 millones de euros menos por este concepto que un año antes.

Lo mismo sucedió con los ingresos impositivos sobre la renta y el patrimonio, cuya recaudación alcanzó el pasado año los 117.585 millones de euros, 18.188 millones menos que los 135.773 millones recaudados en 2007. De esta forma, la presión fiscal, en este caso, se situó en el 10,74% del PIB, más de dos puntos por debajo que un año antes (12,92%).

En cambio, los ingresos por cotizaciones sociales se situaron en 142.601 millones de euros, un 4,3% más que un año antes a pesar de la destrucción de empleo, lo que permitió que la presión fiscal se mantuviera estable en el 13%, prácticamente el mismo porcentaje desde el año 1995.

SE ROMPE UNA TENDENCIA CRECIENTE

Con la caída de la presión fiscal en 2008 por el desplome de los ingresos tributarios, que comenzaron el pasado año a acusar la crisis económica, se rompe la tendencia creciente que se venía registrando en la presión fiscal desde el año 2004, coincidiendo con un momento de fuerte crecimiento económico.

Así, en 2004 la presión fiscal se situó en el 38,53% (frente al 38,1% de 2003) y escaló hasta el 39,4% en 2005, al 40,49% en 2006 y al 41,04% en 2007, superando así la barrera del 40% durante dos años consecutivos.

El diario 'elconfidencial.com', que adelanta hoy estos datos, señala que el descenso de 4,4 puntos de la presión fiscal en 2008 es la mayor variación desde que, en la segunda mitad de los 70, se puso en marcha en España el actual modelo impositivo.