La USC alerta del aumento de la inseguridad en el campus de Santiago y de los desperfectos causados por el botellón

El Ayuntamiento replica que su prioridad es que "no se celebren en calles donde vive gente" y anima a la universidad a "remar juntos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 (EUROPA PRESS)

Los vicerrectores de Economía, Financiación e Infraestructuras y de Comunidad Universitaria y Compromiso Social de la Universidad de Santiago, Miguel Vázquez Taín y José Manuel Mayán; se reunieron hoy con las concejalas del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Santiago Amelia González y Paula Prado, a las que transmitieron su preocupación por el aumento de la inseguridad en el campus de la ciudad y de los desperfectos causados por el botellón.

La reunión fue realizada a petición de las ediles 'populares' después de las quejas recibidas desde la comunidad universitaria que reside en los Colegios Mayores de Fonseca, Rodríguez Cadarso y San Clemente a causa de la suciedad y el ruido, algo a lo que los vicerrectores explicaron que se debe a que "desde siempre se hace botellón en la calle", según les dijo a ellos la Policía Local.

Asimismo, también llamaron la atención sobre el aumento de la inseguridad en el campus, ya que, apuntaron, se registró alguna amenaza con cuchillo en la zona, y que las instalaciones universitarias como las pistas de deportes y los jardines "amanecen llenos de cristales, vómitos, orines y preservativos" tras las noches de movida.

Según explicaron los vicerrectores, se pusieron ya en contacto de manera con el alcalde de Santiago, Xosé A. Sánchez Bugallo, y con la responsable de Seguridade Cidadá, Marta Álvarez-Santullano, quienes les aseguraron que esta situación "terminaría pronto", algo que, afirman, no se ha cumplido.

Por su parte, las ediles 'populares' recordaron a los vicerrectores que, debido a la Ley de Bases del Régimen Local, la responsabilidad de limpieza de vías y jardines "corresponde al Ayuntamiento" y recordaron que existe una normativa estatal y otra municipal "que no se aplica", ya que, alertó Paula Prado, "las personas sancionadas por beber en la calle son cero".

"REMAR TODOS JUNTOS"

Por su parte, la concejala de Seguridade Cidadá del Ayuntamiento de Santiago, Marta Álvarez-Santullano criticó las declaraciones hechas por los vicerrectores y aseguró que "el botellón es el problema principal" para la corporación municipal, el cual han intentado "atajar desde el primer momento".

En esta línea, Álvarez-Santullano se cuestionó porque los vicerrectores "no han venido a hablar con el Gobierno municipal" y si "con la oposición" y les instó a "remar todos juntos en la misma dirección".

Así, la concejala aseguró que el Gobierno municipal está llevando a cabo "diferentes iniciativas" para erradicar el botellón pero admitió ser consciente de que "el problema no se va a acabar de la noche a la mañana".

Entre estas medidas, Álvarez-Santullano mencionó la prohibición de vender alcohol a partir de las 22.00 horas, que entró en vigor el viernes. "Hay cosas que no son ciertas", indicó la concejala, quien añadió que "hay daños en el mobiliario urbano" pero "que se vienen reduciendo en los últimos 15 años" y que "no son excesivos en relación a la gente que hay en la calle".

Consecuentemente, no consideró "oportuno cuestionar la labor del Ayuntamiento" en esta materia y recordó que el pasado jueves por la noche "hubo una fiesta en una facultad del campus sur" a consecuencia de la cual "los vecinos de la Avenida de Barcelona llamaron en reiteradas ocasiones a la Policía por no poder dormir hasta las 5 de la mañana".

En este sentido, Álvarez-Santullano aseguró que la prioridad del Gobierno municipal es "minimizar el botellón" y que "prevalezca el derecho de los vecinos a dormir". Así, aseguró que Santiago es "una de las poquísimas ciudades en las que se ha conseguido que los botellones no se celebren donde vive gente".