La Xunta anuncia que el dispositivo de alerta de Alba (Pontevedra) quedará instalado de manera definitiva el martes

PONTEVEDRA, 28 (EUROPA PRESS)

El dispositivo de alerta para el puente de la parroquia de Alba (Pontevedra) quedará instalado de manera definitiva el próximo martes, dado que el mecanismo de control de gálibo sufrió diversa operaciones a fin de facilitar el acceso de camiones de grandes dimensiones al matadero ubicado a pocos metros.

En un comunicado, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras informó de que procederá al desmontado de uno de los elementos del gálibo. En concreto, el ubicado en dirección a la carretera de Vilagarcía para favorecer la entrada de los trailers del matadero.

Los cambios finales en este dispositivo consistirán en la elevación en un metro del dintel del pórtico, aunque la modificación no afectará a las pletinas ya que éstas se alargarán de manera que mantengan la altura suficiente sobre la calzada para prevenir el paso hacia el puente de vehículos que superen la altura reglamentaria --3,4 metros--.

La colocación de un control de gálibo en el paso inferior de la carretera provincial PO-225 se realizó para evitar accidentes en el puente como el ocurrido el día 11 y que provocó el cierre del tráfico ferroviario durante varias horas. Los trabajos de instalación de este dispositivo de prevención comenzaron el día 15.

CARRETERA MARÍN-MOAÑA

Por otra parte, el departamento de Agustín Hernández aseguró que la prioridad de la Xunta es garantizar la seguridad vial en la carretera autonómica Marín-Moaña (PO-313), cuya señalización horizontal responde a una normativa aprobada por el anterior Gobierno.

Así señaló que la jefatura provincial de Carreteras analizará detalladamente el tramo afectado para encontrar una solución que permita compatibilizar a la mejora de la seguridad vial con la realidad urbanística de la zona.

De igual modo, indicó que pintará de nuevo las señales viarias horizontales de esta carretera y advirtió de que la eliminación, modificación o alteración de cualquier señal viaria es un delito que atenta contra la seguridad vial.

Tras recordar su compromiso de revisar el estudio elaborado por el Gobierno bipartito, la Consellería destacó que el tramo de la PO-313 comprendido entre los puntos kilométricos 1,5 y 2,4 está considerado de concentración de accidentes debido a la falta de visibilidad de cruce en la mayoría de los accesos y de las intersecciones.

Su volumen de tráfico rodado asciende a 6.231 vehículos diarios, que generan gran cantidad de movimientos y maniobras. Entre 2005 y 2008 se registraron 11 accidentes en los que dos personas fallecieron, otras siete resultaron heridas graves y 14 leves.