La Xunta fija como objetivo mantener la posición relativa de Galicia en el reparto de fondos

PSdeG y BNG piden a Facenda que concrete cifras y que se esfuerce en acelerar las negociaciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

La Consellería de Facenda se ha fijado como objetivo en las negociaciones sobre financiación autonómica mantener la posición relativa de Galicia en el reparto de los fondos, según transmitió hoy la responsable de este departamento, Marta Fernández Currás, a los representantes de los tres grupos parlamentarios, con los que se reunió.

Así lo explicaron los portavoces parlamentarios de PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga; y BNG, Carlos Aymerich; y el responsable del área de Economía en el Grupo Popular, Pedro Puy, al término de la reunión con la conselleira.

El diputado 'popular' destacó que la "intención" del Ejecutivo gallego es "fijarse el objetivo de no perder posiciones relativas". "Sea cual sea la posición relativa, que ésta se mantenga", dijo y eludió concretar el porcentaje, que el portavoz del PSdeG fijó en el 7,1 por ciento.

Leiceaga manifestó su apoyo para alcanzar esta meta, aunque reprochó que la conselleira se presentase en el encuentro "sin cifras" y "sin un documento", que le fue reclamado, en el que se fije la posición de la Xunta. De este modo, defendió que "debería haber un papel activo" por parte de Facenda para establecer los objetivos, puesto que esas cifras constituirían una "pieza de anclaje" en la negociación y dado que el Ministerio de Economía y Hacienda no ha aportado propuestas concretas en este sentido.

Asimismo, el diputado del PSdeG pidió un "esfuerzo para acelerar la negociación" a la conselleira, a la que urgió a hacerlo "en las próximas semanas". "Si otras comunidades, que ya están negociando, cierran sus posiciones, el margen de maniobra se va a cerrar más", argumentó.

En este sentido, admitió que el proceso electoral gallego derivó en un "parón razonable" en las negociaciones, pero consideró que "pasó tiempo suficiente", 60 días, y es tiempo de "fijar con más precisión" una posición de Galicia.

Además, valoró que la consellería parta de las propuestas defendidas por el anterior gobierno, algo que consideró "razonable", pues los principios planteados --que se tengan en cuenta la dispersión poblacional y el envejecimiento, fundamentalmente-- propiciaron el consenso de los tres grupos en la pasada legislatura.

"LLEGAREMOS TARDE"

Por su parte, el portavoz del BNG criticó que la Xunta haya pedido "más tiempo" al Gobierno central para analizar las propuestas, tras un primer contacto. "Vamos a llegar tarde", dijo e instó a Facenda a que ponga sobre la mesa "números" y haga "simulaciones", no sólo de lo que más conviene a los intereses de Galicia, sino de los porcentajes y de las cifras en "millones de euros" que reclamará la Comunidad gallega.

Aymerich apostó por iniciar entrevistas bilaterales con el Gobierno, del mismo modo que han hecho otras comunidades, y señaló que tanto la conselleira como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "tenían que estar negociando". "El Gobierno gallego no tiene que quejarse de que otros hagan los deberes, tiene que comenzar a hacerlos", pidió.

"Si defender los intereses de Galicia supone enfrentarse a los dictados del PP de Madrid, que se haga", reclamó y aseguró que "ésta no es una delegación de Génova, es un país".

Aymerich apuntó una razón más para que el PP sea "especialmente diligente" en la negociación de la financiación autonómica, y es que lo culpó de haber impedido una reforma del Estatuto gallego en la pasada legislatura. "Es un 'handicap' --desventaja-- de salida y por eso tiene que poner más interés", aseveró, pues de haberse modificado el texto, en él aparecería la posición de Galicia respecto al reparto de los fondos.

DOS TRAMOS POR ENCIMA DE 65 AÑOS EN DEPENDENCIA

Por su parte, el portavoz en materia económica del grupo del PPdeG defendió que, dado que ya se produjeron contactos con el ministerio, eso quiere decir que las negociaciones "ya se están iniciando". "Lo que la conselleira pide --agregó-- son cifras, pero no absolutas, sino ponderaciones".

Una de las propuestas del PP acerca del funcionamiento del modelo es, avanzó Puy, que se establezcan dos tramos entre las personas por encima de 65 años en el gasto destinado a la dependencia.

En cualquier caso, sostuvo que es necesario conocer, antes de pedir, el funcionamiento del sistema y los fondos disponibles para la financiación autonómica. "Esto no es un mercado persa", zanjó.