La Xunta mantendrá el Consorcio Galego da Igualdade pero lo "reorientará" para acabar con el "partidismo" del bipartito

Abella critica a Pérez Castrillo, gerente del órgano que tiene un contrato que exige indemnización y censura que se le ve "pocas veces"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS)

La secretaria xeral de Familia e Benestar, Susana López Abella, anunció hoy que la nueva Xunta prevé mantener el Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar puesto en marcha por el anterior Gobierno, aunque, una vez evalúe la "actual situación" del ente, acometerá una "reorientación" de sus políticas para que deje de ser el "instrumento partidista" del bipartito y sirva para "mejorar" la calidad de vida de los gallegos.

Así lo confirmó López Abella en respuesta a una cuestión formulada por la diputada socialista Laura Seara, quien enfatizó la "importancia" del Consorcio en la gestión de los servicios sociales en Galicia e instó a la portavoz de la Xunta a aclarar si van a mantener el modelo impulsado por el anterior Gobierno o tienen algún otro en mente.

A este respecto, López Abella explicó que el nuevo Gobierno tendrá que "asumir" el modelo "heredado" del bipartito. "No tenemos elección", dijo. "Tendremos que asumir el Consorcio sí o sí", insistió y puntualizó que la Xunta llevará a cabo su "reorientación" una vez finalice el "diagnóstico" de la situación en la que se encuentra el órgano.

Según la responsable política, el Gobierno de Feijóo se está encontrando con "múltiples obstáculos" en esta tarea ya que, denunció, "el BNG no dejó muchos papeles". En este escenario, López Abella arremetió duramente contra el gerente del Consorcio, el nacionalista Lois Pérez Castrillo, de quien criticó su actuación al frente de este órgano.

"Desde que tomé posesión de mi cargo, pocas veces hemos visto al señor gerente", censuró y denunció que Castrillo no se encontraba en su puesto de trabajo el pasado 18 de mayo, cuando se envió personal de la Xunta para realizar una auditoría interna del Consorcio. Además, indicó que Castrillo tiene un contrato de alta dirección y que exige una indemnización, "lo que nos dificulta la actuación", matizó.

"AGENCIA DE COLOCACIÓN"

Por su parte, Seara manifestó su "sorpresa" por haber recibido a López Abella como secretaria xeral cuando esperaba hacerlo "de conselleira", una situación que atribuyó a la "bajada de rango" de las políticas sociales con la nueva Xunta. Al respecto, López Abella matizó que "el rango no tiene nada que ver con el nombre" y garantizó que las políticas sociales ocuparán "el primer puesto" dentro de las "prioridades" del Ejecutivo de Núñez Feijóo.

"Nuestro único objetivo será hacer política para las personas y no en contra de las personas", aseveró López Abella y contrapuso esta actitud con el modelo impulsado por la Vicepresidencia del anterior Gobierno, con el nacionalista Anxo Quintana al frente, al que acusó de convertir el Consorcio "en una agencia de colocación de militantes del BNG" en la que se integraron los ayuntamientos por la "asfixia económica" a la que fueron sometidos por el bipartito.

"El rango importa", replicó Seara y criticó a López Abella por "atacar" a una persona "anónima", en referencia a Lois Pérez Castrillo. "Contratos de dirección hubo muchos y sino que le pregunten al gerente de la Feria de Silleda", aseveró y se preguntó si quienes "tanto hablan" del Consorcio como "una agencia de colocación del BNG" no habrán "paralizado" las oposiciones para convertirlo "en una agencia de colocación de militantes del PP".

"DESPILFARRO"

López Abella respondió a las críticas de la diputada socialista censurando el sistema de gasto del bipartito y criticando a la alianza de PSdeG y BNG por haber "despilfarrado" fondos públicos en lugar de "invertirlos en las personas".

En este contexto, detalló la evolución de la dotación presupuestaria del Consorcio en los últimos tres ejercicios, así como de su inversión en publicidad. En concreto, explicó que la dotación del órgano fue de 8,5 millones de euros en 2007 y de 49,6 en 2008, lo que supone un incremento del 522,5 por ciento.

"Que nos expliquen este desfase", demandó López Abella y precisó que, para el ejercicio de 2009, el Consorcio cuenta con un presupuesto de 54,7 millones de euros, lo que supone un 11 por ciento más que en el anterior ejercicio.

En el capítulo de personal, López Abella resaltó que frente a los 2,1 millones que requirió en 2007 --un 25,2 por ciento del presupuesto total--, en el siguiente ejercicio se destinaron 17,7 millones --un 35,6 por ciento del total-- y, en el presente ejercicio, un total de 33,8 millones, lo que supone un 61,7 por ciento del total del presupuesto.

Según explicó, la dotación presupuestaria para el capítulo de personal aumentó en un 823 por ciento entre 2007 y 2008 y un 191 por ciento entre los ejercicios de 2008 y 2009.

Con respecto a la inversión en publicidad, López Abella detalló que se destinaron 430.091 euros en 2007, 212.455 en el pasado ejercicio, y 456.654 euros en 2009. "Más de un millón de euros que podrían haber usado para pagar la dependencia", censuró.

"MÁS GASTO INNECESARIO"

A mayores, López Abella aludió a una memoria de actividades del Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar correspondiente al ejercicio de 2008 y culpó al anterior Gobierno de haber preparado este informe como "una exaltación del modelo nacionalista" de la gestión de los servicios sociales.

La secretaria xeral aseguró que varios ayuntamientos recibieron este documento después de las elecciones autonómicas y consideró su envío "más gasto innecesario".

"Gastos fastuosos son otros que nos encontramos, pero no voy a entrar en ese terreno", replicó Laura Seara, convencida de que, pese a todas las críticas que el PP vertió contra el Consorcio, "carecen de modelo alternativo".