La Xunta matiza al PP de Pontevedra y aclara que los ciudadanos podrán efectuar en Vigo gestiones de las 10 consellerías

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

La Xunta de Galicia se ha reafirmado en que las cinco delegaciones territoriales creadas en las cuatro provincias, más la de la ciudad de Vigo, ejercen "la representación oficial" del Gobierno gallego "en su totalidad", con lo que los ciudadanos podrán efectuar sus gestiones administrativas relativas a las diez consellerías en cualquiera de estas sedes.

Frente a lo dicho por el portavoz municipal del PP en Pontevedra, Telmo Martín, quien hoy sostuvo que la delegada de la Xunta en Vigo sólo "coordinará tres áreas" de las consellerías de Traballo e Benestar, Facenda y Mar "para los 62 ayuntamientos" de la provincia de Pontevedra, el Gobierno gallego aclaró que su delegada en Vigo, Lucía Molares, ejercerá "la representación política de la Xunta" en los 14 ayuntamientos del área de Vigo.

De esta forma, la Xunta reafirmó la vigencia del decreto del 30 de abril que regula las delegaciones territoriales y que atribuye a la de Vigo la representación oficial del Gobierno gallego y la coordinación del ejercicio de las competencias de la Administración autonómica en los 14 ayuntamientos que se prevé que formarán parte de la futura área metropolitana.

Este decreto crea los órganos básicos de las delegaciones y pospone a "un ulterior desarrollo la fijación de la estructura pormenorizada de cada uno de ellos", de forma que cada consellería debe ir ahora regulando su estructura a través de reglamentos.

En un comunicado, el Gobierno gallego explica que si antes los ciudadanos se tenían que desplazar a Vigo o a Pontevedra para hablar con los representantes políticos de la Xunta, dependiendo de donde estuviese el servicio, ahora podrán ser atendidos por el delegado de cualquiera de las dos ciudades, ya que en su ámbito territorial "ostentan la representación de la Xunta en su totalidad y no sólo de una consellería específica".

La Xunta subraya que el nuevo modelo de la Administración periférica permitirá un ahorro a las arcas públicas de más de 3,7 millones de euros anuales al reducir los 52 delegados provinciales anteriores a uno por provincia más un quinto en Vigo.