LAB denuncia que la posible reforma de la seguridad social es "impresentable y bochornosa"

El sindicato critica que Euskadi está "en la cola" de Europa en presión fiscal y políticas sociales

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS)

El sindicato LAB denunció hoy que, en estos momentos, la posible reforma de la seguridad social para retrasar la edad de jubilación, es "impresentable y bochornosa".

En rueda de prensa en Bilbao, la secretaria de Política Social, Bea Martxueta y el secretario de Política Económica, Rafa Izquierdo, analizaron la actual situación fiscal de Euskadi.

La secretaria de Política Social explicó que, durante los últimos días, ha salido a luz una "posible" reforma de la Seguridad Social, que, entre otras medidas, contempla subir los años para calcular la prestación, retrasar la edad de jubilación y reducir las cotizaciones de la empresas a la Seguridad Social, algo que consideró una "clara paradoja" ahora que "se supone que se tiene que dar un aumento".

"Estas medidas, en estos momentos cuando en Euskadi la pensión media es de 800 euros y muchas personas sobreviven con 600 euros, nos parecen impresentables y bochornosas", denunció.

En esta línea, señaló que "si hay dinero para bajar las cotizaciones empresariales, también tiene que haberlo para garantizar las pensiones". Además, indicó que les parece "alarmante" que haya políticos que para "favorecer" a la banca "pretendan" reducir el gasto y encarezcan las prestaciones sociales.

Martxueta criticó que los actuales servicios sociales son "raquíticos" cuya oferta es "insuficiente" para cubrir las necesidades actuales, "sobre todo en los servicios de dependencia".

LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Por su parte, el secretario de Política Económica, Rafa Izquierdo, exigió a la Administración pública "mayor voluntad política para luchar" contra el fraude fiscal que "se concentra, sobre todo, en las actividades empresariales".

Además, pidió que se modifiquen las normativas fiscales para que dichos fraudes "no se puedan cometer", además de un cambio "radical" de la política fiscal, puesto que "el peso de los impuestos indirectos es excesivo".

Izquierdo exigió, además, que el Impuesto sobre la Renta de las Personas Física (IRPF) recupere su "original carácter sintético" para que las rentas estén sujetas a una escala "progresiva" y recalcó que el Impuesto del Patrimonio debe mantenerse.

"Estamos a la cola de Europa en presión fiscal y políticas sociales, ya que dicha presión en la Unión Europea representa un 40 por ciento del PIB y en Euskadi el 32 por ciento", criticó.

Por último, exigió "plenas competencias" para decidir las políticas fiscales, presupuestarias y sociales de Euskadi e instrumentos "adecuados" para articular dichas políticas.