LAB reconoce el mérito de Irala en la solvencia y estabilidad de la BBK pero recuerda su "tremendo fracaso" en la fusión

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

El sindicato LAB reconoció hoy el mérito del actual presidente de la BBK, Xabier de Irala, en la "solvencia y estabilidad" de la caja vizcaína pero recordó, entre otras críticas, su "tremendo fracaso" en el proceso de fusión con las otras dos entidades de ahorro vascas.

En un comunicado, la central realizó un balance general de la gestión de Irala, quien ayer anunció su dimisión "irrevocable" de la presidencia de la caja por motivos de salud.

LAB explicó que los casi seis años en los que Xabier de Irala ha ostentado el cargo de presidente de la Bilbao Bizkaia Kutxa han tenido "claro oscuros".

Por lo que respecta a su posición sobre la negociación colectiva, señaló que "logró imbuir a algunos sindicatos, los firmantes del último convenio, su sentido de la responsabilidad empresarial para modificar a la baja" las condiciones laborales de los trabajadoras, a la vez que se "cerreban las puertas a la promoción y carrera profesional de muchos" empleados, "perjudicando sobre todo a los más jóvenes de la plantilla".

En lo que respecta a la Obra Social Propia, "desde el principio fue muy claro: apostó por su desaparición y por la liquidación paulatina de su personal". Esta postura, añadió, "no solamente" conlleva la pérdida de empleo "de calidad", sino que, "por citar el caso más reciente (Residencia Reina de la Paz), deteriora la imagen de la BBK de cara a la opinión pública".

"CONQUISTAR ESPAÑA"

Asimismo, destacó que "aceleró enormemente, sin calcular los riesgos, el proceso de expansión de la BBK, con la idea de 'conquistar España', sin aceptar las críticas" de quienes le advertían, como LAB, de que era "descabellado intentar ser más papistas que el papa, allí donde otras entidades financieras llevan mucha ventaja".

Además, incidió en que esta política de expansión "supone una menor inversión en nuestro tejido productivo o el abandono de sectores básicos de la economía de Euskal Herria".

Respecto a "su gran apuesta", es decir, la fusión de las cajas vascas, la central recordó que ha supuesto "un tremendo fracaso" en el que, "a pesar de que dice retirarse con los deberes hechos, le sobró soberbia y le faltó cintura".

"Así como en la anteúltima negociación de integración de BBK, Kutxa y Vital, tuvo un gesto amable al acercarse a nuestra sede central para exponer cuál era la visión de los presidentes, no podemos decir lo mismo de la última intentona", señaló.

Frente a este gesto, LAB criticó que en el último intento "ignoró olímpicamente" la opinión del sindicato y, quizá "cabreado por su derrota", "criticó agriamente" a esta central y a ELA "en una reunión de cuadros de BBK".

Sobre este asunto de la fusión, LAB recordó que, en las conversaciones y contactos con los responsables de Kutxa, "los únicos que se interesaron por saber" la opinión del sindicato, que de forma "clara y transparente" expuso que su apoyo a la fusión pasaba porque "se aceptase la existencia de las diferentes realidades", esto es, con "un marco de relaciones laborales para Euskal Herria y otro para el resto". "Irala prefirió buscarse otros aliados y obviar que este país tiene derecho a una entidad propia", añadió.

Por último, en lo que se refiere a "lo que a él mismo le gusta denominar gestión profesionalizada, aunque no hayamos compartido tampoco su política de inversiones, le reconocemos la parte del mérito que le corresponde en la actual situación de solvencia y estabilidad de la BBK".