Las diócesis extremeñas animan a marcar las casillas de la Iglesia y de fines sociales en la declaración de la renta

MÉRIDA, 29 (EUROPA PRESS)

La Diócesis de Coria-Cáceres, Mérida-Badajoz y Plasencia animaron hoy a los contribuyentes a que marquen en su declaración de la renta la casilla de la Asignación Tributaria del IRPF destinada al sostenimiento de la iglesia de forma conjunta a la de fines sociales, ya que también existen multitud de asociaciones y ONG de inspiración católica, entre las que citó Manos Unidas o Cáritas.

El responsable de la Administración Diocesana de la Diócesis de Coria-Cáceres, Ginés Rubio, recordó que si el contribuyente marca las dos casillas el 0,7 por ciento de sus impuestos se dedicarán a la Iglesia Católica y el mismo porcentaje a fines sociales, sin que suponga un coste adicional para los ciudadanos.

Rubio, junto con los responsables de la Administración Diocesana de las Diócesis de Mérida Badajoz y de Plasencia, Julián Peña; y Antonio Luis Galán, respectivamente; ofrecieron hoy una rueda de prensa en la que resaltaron la importancia que tiene para la financiación de la Iglesia la marcación de esta casilla. De esta forma, de los más de 16 millones de presupuesto de la Iglesia en Extremadura en 2007, el 28 por ciento correspondió a la asignación tributaria.

Para los responsables administrativos, la vía tributaria supone una vía más de financiación para la Iglesia pero Ginés Rubio resaltó que supone "un ejercicio de "libertad" para el contribuyente que puede decidir a dónde van sus impuestos.

Por provincias, el 50 por ciento de los contribuyentes pacenses marcaron esta casilla en la pasada campaña de la renta, representando una de las más altas del país; mientras que fue el 40 por ciento de los contribuyentes cacereños los que la marcaron.

Por su parte, el responsable de la Administración Diocesana de la Diócesis de Mérida-Badajoz, Julián Peña, destacó que, en gran parte gracias a la campaña de publicidad llevada a cabo por la Conferencia Episcopal, en la última campaña se registraron 500.000 nuevas asignaciones, alcanzando los 8,5 millones de contribuyentes que colaboraron con la Iglesia a nivel nacional.

Y a preguntas de los periodistas sobre las previsiones para la actual campaña, mostró su confianza de que el número vaya en aumento y el responsable de la Administración Diocesana de la Diócesis de Plasencia, Antonio Luis Galán, sostuvo que la marcación de la casilla en favor de la Iglesia ofrece al contribuyente un "sentido de pertenencia".

"Poner la 'x' a favor de la Iglesia Católica o de fines sociales es continuar ayudando a la Iglesia Católica para que ésta continúe dando un mensaje de esperanza, de alegría y creer que un mundo mucho más solidario y más hermano es posible", concluyó Galán.