Las empresas de energía eólica alertan de que el decreto del Ministerio "pone en peligro" las inversiones del sector

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

Los responsables de las seis empresas promotoras del Plan Eólico de la Comunitat alertaron de que el Real Decreto Ley (RDL) aprobado por el Consejo de Ministros, que entró en vigor el pasado 7 de mayo, "genera incertidumbre en el sector y pone en peligro las inversiones ya ejecutadas por las compañías".

Según las estimaciones de la Generalitat valenciana, la medida supondrá, para la Comunitat, la pérdida de inversiones "por valor de 1.400 millones de euros y la destrucción de más de 2.000 empleos directos". Asimismo, explicaron que afectará al Plan Eólico Valenciano al dificultar el desarrollo de los 1.100 Megawatios (Mw) de los 2.300 previstos.

Los empresarios aseguraron, tras reunirse hoy con el conseller de Infraestructuras y Transportes, Mario Flores, y el director general de Energía, Antonio Cejalvo, que el decreto impone a las instalaciones inscribirse en un nuevo registro "que otorga el derecho a la retribución fijada hasta el momento". Para seguir con el actual régimen económico, las empresas tienen un plazo de 30 días para cumplir los nueve requisitos "tanto técnicos como económicos y empresariales" que la orden exige para formalizar la inscripción.

Los empresarios calificaron de "imposible" cumplir en menos de un mes con todas las condiciones recogidas en la normativa como, entre otras, disponer de la autorización administrativa de la instalación -de la que carecen 20 parques eólicos de la Comunitat-, presentar la licencia de obras, depositar el aval necesario para solicitar el acceso a la red de transporte y distribución así como garantizar la financiación suficiente para acometer al menos el 50 por ciento de la inversión.

Mario Flores señaló que la orden "no ha contado con el sector de las energías renovables ni ha sido sometida al informe del Consejo Consultivo de Electricidad de la Comisión Nacional de Energía (CNE)" y censuró las "incongruencias" del ministro de Industria, Miguel Sebastián, que "dos días después de mostrarse orgulloso por la proyección española en el área de las energías renovables en la feria internacional de Chicago, impulsa una medida perjudicial para el sector".

Por su parte, el director general de Energía incidió en que los proyectos que no se inscriban en el plazo establecido "deberán someterse a otro régimen económico cuyas características se desconocen", lo que a su juicio, "amenaza al dinero ya invertido en las tramitaciones y deja a los promotores en un limbo jurídico".

Además, manifestó que aunque el anterior decreto fijaba un periodo de transición al llegar al 85 por ciento de la potencia prevista para cada fuente renovable, la energía eólica actual representa el 60,7 por ciento del total aceptado por Red Eléctrica Española (REE).

EXPANSIÓN LIMITADA

El presidente de la empresa de energías renovables Renomar, Fernando Roig, denunció que la Administración Central no haya dialogado con quienes invierten "miles de millones en estas energías" y rechazó el Real Decreto que "paraliza las tecnologías en las que la Comunitat era pionera". El resto de empresarios coincidieron en que la normativa "corta" el plan estratégico diseñado "en mitad de la jugada".

En esta línea, Antonio Cejalvo consideró que la "toma de control" sobre herramientas de planificación que hasta ahora eran competencia de las comunidades autonómas por parte la Administración Central "frenará el desarrollo de la energías renovables en el conjunto del territorio español".

En relación con la nueva normativa, Mario Flores hizo referencia al decreto ministerial del pasado mes de septiembre que limitaba los megawatios de potencia de energía fotovoltaica, de 2.000 a un cupo de 500 y al respectó vaticinó el establecimiento de restricciones anuales de potencia eólica.

El conseller de Infraestructuras y Transportes se comprometió con los representantes de la Asociación Valenciana de Energías Renovables (Avaesen) y de las promotoras del Plan Eólico Valenciano a buscar soluciones frente a esta decreto que, según aseguró "disminuirá la apuesta por las energías renovables y la industria desarrollada a su alrededor".