Las funciones de la Delegación de la Xunta en Vigo estarán limitadas a tres consellerías ante las quejas de Pontevedra

El PP sostiene que "no va a cambiar nada" respecto al anterior Gobierno, y BNG y PSdeG ven una "rectificación" de los populares

PONTEVEDRA, 20 (EUROPA PRESS)

La misión de la delegada de la Xunta en Vigo, Lucía Molares, quedará reducida a la gestión de las competencias de tres consellerías (Traballo e Benestar, Facenda y Mar) sobre los 62 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra, según aseguró hoy el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Pontevedra, Telmo Martín.

No obstante, el decreto que regula la Administración periférica del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo atribuía a esta delegación hacerse cargo de la "representación oficial" del Gobierno gallego en los 14 ayuntamientos pontevedreses que se prevé que formarán parte de la futura área metropolitana de Vigo.

Tras las quejas que generó la creación de la Delegación de Vigo separada de la de Pontevedra tanto en el PSdeG como en el BNG y diversos sectores sociales de la ciudad del Lérez, el PP pontevedrés aseguró hoy que "no va a cambiar nada".

"Vigo seguirá teniendo las mismas consellerías que ya tenía cuando gobernaba el bipartito, ni una más", aseguró hoy Telmo Martín, tesis ratificada posteriormente por el presidente provincial del partido, Rafael Louzán. Esta postura se hizo pública horas antes de que esta tarde se celebre una reunión de alcaldes y sectores de la provincia de Pontevedra contrarios a la creación de la delegación territorial de la Xunta en Vigo.

CRITERIOS ADMINISTRATIVOS

Telmo Martín argumentó que la creación de dos delegados de la Xunta en la provincia de Pontevedra se debe a cuestiones administrativas y no territoriales. Así, aseguró que el delegado de la capital de provincia "coordinará ocho áreas para los 62 ayuntamientos de la provincia", que serán las competencias sobre Presidencia, Sanidade, Educación, Cultura e Turismo, Medio Rural, Economía e Industria, Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, y Facenda.

Respecto a la Delegación en Vigo, aseguró que "coordinará tres áreas para los mismos municipios", que concretó en "las mismas que ya tenía", es decir, la de Mar, Traballo e Benestar y Facenda. Según el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Pontevedra, la marcha atrás en la idea de que la delegada de Vigo coordinase todas las áreas de la Xunta para los 14 municipios que formarán parte del área metropolitana viguesa no es una rectificación, ya que aseguró que Núñez Feijoo "en su día ya lo explicó" a los colectivos sociales de Pontevedra "ante las dudas que surgían por la supuesta pérdida de la capitalidad de la ciudad".

Según Telmo Martín, el alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, uno de los principales opositores a la delegación en Vigo, "está jugando con la sensibilidad de todos los ciudadanos, mintiendo por puro interés partidista y particular". "Él está jugando, estuvo jugando, y seguirá jugando seguramente porque eso le va a él muy bien, con la sensibilidad de los pontevedreses. Tanto él como Teresa Casal", aseveró.

DECRETO

El decreto que regula las delegaciones territoriales, aprobado el pasado 30 de abril, disponía que el ámbito territorial de la nueva estructura de la Administración periférica estaría delimitado "por la respectiva provincia, salvo las delegaciones de Pontevedra y Vigo", de forma que atribuía a esta última las competencias de "ejercer la representación oficial de la Xunta" sobre un total de 14 ayuntamientos que integrarían, "al menos en un principio", la futura área metropolitana de Vigo.

Al respecto, fuentes de la Consellería de Presidencia, departamento del cual dependen orgánicamente las cinco delegaciones territoriales, se limitaron a indicar que próximamente se aprobará un decreto que desarrollará las competencias de estos departamentos, que sustituyeron a las anteriores 52 delegaciones provinciales de cada consellería. En todo caso, rechazaron que haya que realizar "ningún cambio" sobre el decreto que regula las delegaciones territoriales.

El Gobierno coaligado de BNG-PSOE en Pontevedra interpretó en su momento que la aplicación del decreto llevaría a la ciudad olívica a gestionar las diez consellerías que integran el Gobierno gallego, para dar cobertura administrativa a los 14 ayuntamientos que quedarían bajo su tutela, eliminándose la actual dependencia de Pontevedra.

La creación de la delegación territorial de Vigo, con el nombramiento de un delegado con el mismo rango que el de Pontevedra, suscitó preocupación y alertó a políticos locales y representantes de los colectivos sociales, empresariales y sindicales de Pontevedra, que amenazaron con manifestarse el 19 de junio al entender que el ente en la ciudad olívica restaba protagonismo a la capital.

CRÍTICAS

Por su parte, el alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, criticó la "reinterpretación" del decreto que hacen los populares de Pontevedra y afirmó que, "en todo caso, lo que se quiere hacer ahora es una provincia con dos capitales". Así, se mantuvo en su intención de exigir del presidente de la Xunta una derogación del decreto.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista, Teresa Casal, confesó su "perplejidad". "Martín y Louzán recalcaron hasta la saciedad que Pontevedra no perdía nada y que el decreto no menguaba un ápice la capitalidad administrativa de la provincia, pero no decían la verdad cuando ahora están tratando de rectificar un agravio percibido por toda la ciudadanía", denunció. A su juicio, la marcha atrás del Gobierno de Feijóo es "una derrota dura para Telmo Martín en su defensa de la administración territorial".