Las grandes industrias andaluzas redujeron en un 19% sus emisiones de dióxido de carbono durante 2008

El descenso se debió fundamentalmente al sector de generación de energía eléctrica y al mayor uso del gas natural frente al carbón

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

Las grandes industrias andaluzas redujeron en un 19% sus emisiones de dióxido de carbono (C02) a la atmósfera durante 2008. Así se desprende del informe de seguimiento del Protocolo de Kyoto presentado al Consejo de Gobierno por la titular de Medio Ambiente, Cinta Castillo.

De acuerdo con el inventario realizado sobre las 182 empresas andaluzas afectadas por el régimen del comercio de derechos de emisión, estas industrias emitieron el pasado año 27,23 millones de toneladas de C02, frente a los 33,44 millones de 2007.

La reducción se debió en buena parte al sector de generación de energía eléctrica en régimen ordinario, que emitió 20,41 millones toneladas (un 28 por ciento menos); descenso imputable tanto al esfuerzo medioambiental de las empresas como al abaratamiento del precio del gas natural frente al carbón. Además, dos de las centrales andaluzas que emplean este último combustible no estaban operativas en 2008 debido a reformas de carácter medioambiental.

El resto de la actividad industrial también mantuvo una tendencia decreciente respecto al año anterior. Así, el sector cementero disminuyó sus emisiones en un 5 por ciento y el cerámico en un 39 por ciento. Por el contrario, las industrias del refino de petróleo incrementaron ligeramente sus niveles en un 2 por ciento.

De acuerdo con el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (RCDE) que afecta a las 182 empresas evaluadas, la emisión de CO2 por encima de los valores asignados a cada una de ellas supone tener que comprar derechos en el mercado, mientras que si lo hacen por debajo pueden vender los derechos sobrantes.

Los objetivos de reducción quedan garantizados por la cuota de emisión global europea, repartida entre Estados miembros, y que no puede rebasarse. El pasado año, la asignación de derechos por parte del Estado a las industrias andaluzas fue de un 24 por ciento menos que en 2007.