Las obras de la carretera de Ojedo a Piedras Luengas se reanudarán el junio y concluirán en 2011

SANTANDER, 18 (EUROPA PRESS)

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, anunció hoy que las obras de la carretera CA-184, desde Ojedo a Piedras Luengas, se reanudarán en junio y estarán concluidas en el primer semestre de 2011.

Mazón se pronunció así en el Pleno del Parlamento, en respuesta a dos preguntas que formuló el diputado 'popular' Francisco Rodríguez Argüeso, quien denunció que las obras, que tendrían que finalizar en octubre de este año, se encuentran "paralizadas", y el estado de la carretera es "lamentable".

El consejero reconoció que la carretera de Ojedo a Piedras Luengas "tiene problemas", si bien defendió la "buena gestión" de su departamento porque sólo tienen "problemas" un diez por ciento de las carreteras en ejecución, actualmente sesenta.

Mazón explicó que el problema de la CA-184 se detectó con la obra ya licitada puesto que el proyecto se había aprobado antes de la entrada en vigor de la Ley 17/2006, por lo que en el acta de replanteo "se dio orden" de paralizarla desde el kilómetro 13 al 23 para "extremar las precauciones desde el punto de vista medio ambiental", ya que podría afectar al oso pardo y a las aves de la zona.

Tras modificarse la obra, se ha sometido a información pública para obtener la declaración de impacto ambiental, un proceso que concluirá "en breve". En este sentido, el consejero recordó que hay una zona de la carretera afectada por el LIC Liébana y por la CEPA Liébana, e informó que se ha contratado un informe de seguimiento de lo que podría afectar esta vía al oso pardo y a las aves.

Por su parte, Rodríguez Argüeso denunció que una obra con un plazo de 30 meses "tarda dos años más en ejecutarse", y afirmó que la ejecución de las carreteras "importantes" en Cantabria "es un desastre", donde se refirió a la de Puente San Miguel-Santillana-Suances, que tenía que estar terminada hace cinco años, y de la de Puente Nansa a La Cohilla, "que se empezó hace dos años y que sigue paralizada".

El 'popular' insistió en que se trata de "un auténtico desastre" del que "alguien tiene que responsabilizarse" porque quien "paga la consecuencias realmente" son los vecinos.