Las trabajadoras de Islas Cíes se concentran ante el Parlamento para pedir ayuda al Gobierno

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

Las once trabajadoras fijas-discontinuas de Islas Cíes que se encuentran en paro desde el pasado mes de febrero se han concentrado esta tarde ante la sede del Parlamento regional minutos antes de que se iniciara la sesión plenaria para pedir ayuda al Gobierno regional y evitar que "se olviden" de su situación, tanto los políticos como la ciudadanía.

Acompañadas de más personas, las afectadas portaban una pancarta en la que podía leerse: 'Por nuestro empleo en las Islas Cíes en Santoña'.

El secretario general de la Federación de Agroalimentación de Comisiones Obreras, Luis Vega, opinó que la empresa se ha "desmantelado" y se ha trasladado al Polígono de Morero, en Guarnizo (Astillero). En declaraciones a los medios de comunicación, pidió que Islas Cíes continúe su actividad --de producción de anchoas-- en Santoña.

Recordó que once empleadas están en paro desde el pasado 12 de febrero, cuando tenían que haber comenzado su trabajo en Morero. Sin embargo, la empresa no se puso en contacto con ellas y por eso están desempleadas, explicó.

A este respecto, el sindicalista aseguró que han intentado negociar con la empresa pero que "ha sido imposible". Tan sólo, lamentó, se ha producido una reunión en el Orecla (Organismo Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales), sin que se llegara a ningún acuerdo.

Además, aseguró que el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno regional, Jesús Oria, ha llamado "tres veces" a la empresa pero ésta "no se ha querido poner al teléfono".

Destacó que la factoría de Santoña ha recibido 1,7 millones de euros de inversiones públicas y 5,2 la empresa de Morero. No se puede consentir, indicó Vega, que una empresa que recibe ayudas públicas mande al paro a los trabajadores.

Con todo ello, el representante de CC.OO. aseguró que desde la fábrica seguirán movilizándose por esta situación "tan injusta". Y es que, bajo su punto de vista, la "injusticia" es mayor en este caso porque son "muy pocos" trabajadores.