Las unidades del Metro realizan "con éxito" las pruebas de gálibo en el tramo que unirá Portugalete y Santurtzi

BILBAO, 21 (EUROPA PRESS)

El Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB) realizó ayer "con éxito" las pruebas de gálibo del tramo de Metro Bilbao que une Portugalete con las estaciones de Peñota y Santurtzi, según informaron hoy sus responsables.

Para este primer ensayo con material móvil, el CTB contó con una unidad de Metro Bilbao que recorrió los casi dos kilómetros del nuevo tramo, tanto por vía 1 como por vía 2, así como la "bretelle" (cruce de vías) existente en la futura estación término de Santurtzi.

El tren realizó durante toda la tarde de ayer y parte de la noche las mismas maniobras que la semana pasada hiciera una dresina (vehículo auxiliar), con el fin de verificar que el gálibo (la distancia del tren con los equipos externos de vía) es "la adecuada y la inicialmente prevista", tanto con la unidad parada como a velocidad lenta y operativa.

Estos ensayos son los primeros trabajos de adecuación con un tren en movimiento que realiza personal del CTB y Metro Bilbao, antes de la puesta en servicio definitiva del nuevo tramo.

La inspección del trazado, según explicaron, "ha sido especialmente meticulosa" en la estación de Santurtzi ya que, a partir de "junio o julio", esta estación será "el punto de arranque y final" de la Línea 2. En la localidad marinera, los trenes tendrán que realizar el cambio de vía con un margen de tiempo limitado que en hora punta se reduce a los cinco minutos.

Según las primeras estimaciones, se calcula que las dos estaciones ofrezcan diariamente servicio a unas 10.000 personas. No obstante, los clientes potenciales "serán muchos más" ya que, a menos de diez minutos andando, residen alrededor de 57.000 personas.

Las pruebas de gálibo son el paso previo para que posteriormente se cheque conjuntamente el resto de instalaciones. Entre estas pruebas, destacan las que se efectuarán en las próximas semanas a "los nuevos enclavamientos electrónicos", al telemando de tráfico de ambas instalaciones, y a los sistemas ATP (Seguridad Ferroviaria) y ATO (Conducción Automática). Para verificar la correcta instalación de este equipamiento, comenzarán "muy pronto" a circular los trenes en carrusel.

El CTB destacó que los plazos para "dejar a punto" el nuevo tramo avanzan "según lo previsto". Además, explicó que continúa "poniendo a punto los nuevos trenes de la serie UT 600", cuya primera unidad comenzó a circular el pasado 5 de mayo.