LM destina este año 17,8 millones a proyectos de integración social, un 6% más que en 2008

TOLEDO, 9 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Castilla-La Mancha destina este año 17,8 millones de euros a proyectos de integración social con ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, lo que supone un 6,3 por ciento más que en 2008. El año pasado se llevaron a cabo más de 360 proyectos en el marco del Plan Regional de Integración Social, que gestiona la Consejería de Salud y Bienestar Social.

Este fue uno de los datos aportados hoy en Ciudad Real por la directora general de Acción Social y Cooperación Internacional, Esther Padilla, durante la clausura del VI Encuentro Estatal de Participación de Personas en Situación de Pobreza y Exclusión Social, que por primera vez se celebra en Castilla-La Mancha y que organiza la delegación española de la Red Europea de la Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, informó la Junta en un comunicado.

En su intervención, la directora general recordó que Castilla-La Mancha es la región española que más ha avanzado en los últimos 25 años en cohesión social, al promover de manera sostenible la igualdad a través de transferencia de rentas y de servicios sociales, de sanidad y educación, según se desprende de los resultados del último informe publicado en diciembre de 2008 por la Fundación Foessa, dependiente de Cáritas, sobre la exclusión y el desarrollo social en España.

Según la responsable regional, el Gobierno de Castilla-La Mancha expresa cada día con hechos y palabras su voluntad de trabajar en colaboración con ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro de la región para apoyar a aquellas personas que menos tienen y erradicar las situaciones de pobreza y exclusión social en Castilla-La Mancha.

En ese sentido, Padilla recordó el compromiso público del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, de garantizar la calidad de las prestaciones sociales que se ofrecen en la región en estos momentos de crisis económica mundial y que se refleja en que cada día su Gobierno destina 10 millones de euros a atención sociosanitaria.

Por último, la directora general destacó el acierto de la entidad organizadora del evento de abrir un debate entre los distintos actores que trabajan en el campo de la pobreza y la exclusión social para elaborar propuestas para una nueva estrategia estatal y europea en esta área durante la próxima década.

Padilla indicó que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a participar de manera activa en ese debate y adelantó que la Consejería de Salud y Bienestar Social está preparando el nuevo Plan de Salud y Bienestar Social 2011-2020, que pretende dar un nuevo enfoque a la atención sociosanitaria en la región, adecuándola a las demandas y necesidades de la sociedad del siglo XXI.

Por su parte, Carlos Susías, presidente nacional de la Red de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) alabó el papel del Gobierno de Castilla-La Mancha, porque tanto el proceso de constitución del Plan Regional de Integración Social, como su posterior desarrollo, han sido "una práctica concreta para la actualización y la evaluación de los propios programas que han sido presentados por el Gobierno español como buena práctica ante la Unión Europea".