LM, porque confía en su "buena voluntad"

Destaca la simbología de la Tubería manchega, proyecto que permite a C-LM superar "el estrangulamiento estructural que presentaba"

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente regional, José María Barreda, confesó hoy no haber "perdido la esperanza" de que el Partido Popular se una al Pacto por Castilla-La Mancha, que perfila el Gobierno con empresarios y agentes sociales, confiando en "la buena voluntad del adversario".

"No he perdido la esperanza, porque creo que esa posibilidad tiene que llegar, entre otras cosas porque confío en la buena voluntad del adversario, nunca del enemigo, y siempre doy por hecho que todos los que hacen política democrática persiguen el interés general", dijo Barreda tras ser preguntado por su relación con el principal partido de la oposición, en el foro de debate organizado por la revista Ecos y patrocinado por Gas Natural, 'Espacio Reservado'.

No obstante, matizó que "para bailar el tango se necesitan dos personas, y para un acuerdo se necesita de los dos", en clara alusión a la presidenta del PP en la región, y secretaria general a nivel nacional, María Dolores de Cospedal, reiterando tener disposición para el acuerdo. "Hago propuestas para acordar y espero que haya receptividad por la otra parte, pensando en los intereses de Castilla-La Mancha", defendió Barreda.

Previamente, antes de la apertura del turno de preguntas, el presidente regional, en su discurso, apeló a la unidad de acción para superar cuanto antes el actual escenario de crisis, aseverando que "el pacto del entendimiento genera la capacidad de empujar todos en la misma dirección".

Recordó Barreda que gobierna "en coalición con la sociedad" de la región, y que cada vez que ha realizado propuestas, ha sido de la mano de los agentes sociales. "Ahora he lanzado un Pacto por Castilla-La Mancha para aparcar las diferencias, porque es momento de la unión de miras y no de mezquindades políticas que perjudiquen al interés general", reiteró.

Dicho esto hizo un llamamiento "claro y explícito" al PP porque a modo de ver del titular del Ejecutivo regional "sería bueno que colaborara, y desde una posición crítica aportara soluciones e ideas nobles", expresó el presidente regional, confiando en que su ofrecimiento tenga eco.

IMPUESTOS

La posibilidad de que el Gobierno regional baje los impuestos en tiempos de crisis, centró otra de las preguntas que fueron elevadas al presidente, que lejos de dar una respuesta concreta, recordó que los impuestos "ocupan un lugar delicado, pero garantizan que la economía sea eficaz, que una sociedad sea moderna, y que perciba prestaciones".

En opinión del titular del Ejecutivo castellano-manchego, es difícil conseguir un equilibrio para que las administraciones, en base a los impuestos recaudados, garanticen con ellos esos servicios y derechos que tienen los ciudadanos, sin que esas prestaciones limiten su desarrollo, competitividad y su riqueza, "y esto no se puede trivializar no simplificar", esgrimió.

Sobre la creación de un nuevo aeropuerto en la región, que en este caso estaría situado en la provincia de Toledo, el presidente manifestó que tiene permanente contacto con el alcalde de la capital regional, Emiliano García-Page y con el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Tofiño, "que saben que todo lo que el Gobierno tenga que hacer en beneficio de Castilla-La Mancha lo hará," apostillando que "debemos hacer un gran esfuerzo".

LA "ENERGÍA EN Y DE CASTILLA-LA MANCHA"

Barreda comenzó su intervención en este primer 'Espacio Reservado' hablando de política, condenando el "juego de confrontaciones" que a veces utilizan los partidos, y que en política a diferencia de otros sectores no haya corporativismo, algo que a su juicio tiene efectos negativos.

A renglón seguido, se centró en la "energía en y de Castilla-La Mancha". Respecto al primer concepto, la energía en Castilla-La Mancha, incidió en el crecimiento poblacional que ha experimentado la región, y en esa "masa crítica y gris" que conforman los más de 391.000 alumnos que cursan educación no universitaria y que tienen una "gran capacidad transformadora".

"Mañana seremos lo que hoy hagamos en las aulas" dijo Barreda, que tras destacar el esfuerzo que los profesores de la región hacen por cualificar a los jóvenes castellano-manchegos, recordó que su Gobierno destina el 6 por ciento del Producto Interior Bruto a educación, "porque en la sociedad de la información la materia gris es lo más importante".

"En Castilla-La Mancha hay una transformación estructural que tiene consecuencias sociológicas importantes", sostuvo Barreda, que a continuación pasó a sintetizar las líneas básicas de acción de su Gobierno, líneas que pasan por la acumulación de capital humano, físico y tecnológico.

"Queremos convertir la situación geográfica de Castilla-La Mancha en una de sus potencialidad", para ello, recordó, se ha puesto en marcha un Plan Estatal de Infraestructuras y Transportes, que permitirá que el 90 por ciento de los castellano-manchegos estén a 15 minutos de una autovía, y a media hora del AVE.

En el desarrollo de la región, prosiguió el presidente también juega un papel primordial la obra hidráulica, y para ello se ha puesto en marcha un "ambicioso programa que no tiene precedente como es la Tubería manchega, que aunque algunos quieran descalificar al compararla con un trasvase, viene a superar un estrangulamiento estructural que presentaba la región".

"A parte de estar cargada de simbología", añadió Barreda, esta tubería abastece a 59 pueblos y ciudades, y a más de 500.000 personas, "no es un trasvase de río a río, sino del trasvase a las potabilizadoras de los pueblos, que usan ese agua que reciben para consumo humano", especificó.

Otra de las diferencias entre la tubería y un trasvase, quiso marcar el presidente, son los 60 hectómetros cúbicos que discurren por esta infraestructura que garantiza recursos hídricos a la región, frente a los 600 que se llevan del Tajo al Segura, y "que tienen todo tipo de usos", criticó.

La cualificación del capital humano de la región en I+D+i, y la apuesta por el uso de las energías limpias y renovables son otras de las líneas estrategias del Gobierno regional, insistió su presiente, que agregó con orgullo que "el porcentaje que Obama desea para EEUU en el uso de este tipo de energía, en Castilla-La Mancha ya lo hemos conseguido", hasta el punto de que además de consumir, tiene capacidad para exportarla, concluyó Barreda.