LM rechaza "judicializar" el proyecto de la autovía Cuenca-Teruel y apuesta por seguir buscando alternativas

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS)

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, afirmó hoy que el Gobierno de Castilla-La Mancha no está de acuerdo en "judicializar" el proyecto de la autovía Cuenca-Teruel y apostó por seguir buscando alternativas junto con los gobiernos de Aragón y Valencia, tras la declaración negativa de impacto ambiental emitida por los ministerios de Medio Ambiente y Fomento.

Durante el debate de una Proposición no de Ley presentada por el PP, el consejero dejó claro que el Ejecutivo autonómico seguirá colaborando con el Gobierno central, y los gobiernos de Aragón y Valencia para que la autovía A-40 se convierta en una realidad y recordó que existe un compromiso de los ministerios para iniciar nuevos estudios con el objetivo de conectar Cuenca y Teruel.

En este sentido, Sánchez Pingarrón recalcó que desde que los ministerios emitieron la declaración de impacto ambiental, el Gobierno regional se puso a trabajar para evitar que la autovía se viera frustrada y su paralización. "Castilla-La Mancha, Aragón, y Valencia están estudiando alternativas y estudiando un nuevo estudio informativo. Se ha conseguido que un proyecto que se podía haber frustrado pueda seguir adelante", apuntó.

En otro orden de cosas, dijo no entender por qué el PP quiere presentar un recurso de alzada contra la declaración de impacto ambiental negativa ya que, a su entender, esto provocará la dilatación del proyecto. A su juicio, la mejor solución es iniciar un nuevo estudio, donde los ayuntamientos implicados podrán presentar alegaciones. "Nosotros seguiremos colaborando con los ministerios", insistió.

Por su parte, el diputado regional por Cuenca Vicente Giménez afirmó que la infraestructura al adoptar un trazado alternativo se frena y explicó que el Gobierno central ha presentado un plan específico para Teruel, donde según apuntó, el trazado entre Cuenca y Teruel de la autovía A-40 desaparece y le da una vía alternativa para comunicarse con Madrid. Para el parlamentario, el PP no va a ser cómplice de la dilatación del proyecto.

La diputada socialista Angustias Alcázar quiso dejar claro que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no ha paralizado la infraestructura y negó que el trazado Cuenca-Teruel vaya a desaparecer, tal y como dijo el diputado del PP. Además, recordó que el pasado mes de enero el Ministerio de Fomento llegó a un acuerdo con las tres comunidades autónomas implicadas para dar un nuevo impulso al proyecto.

La Proposición no de Ley, que instaba al Gobierno central a la elaboración urgente de las alternativas medioambientales viables en el trazado entre Cuenca y Teruel y la agilización de los trámites administrativos para impulsar su definitiva construcción, así como la reafirmación, vigencia y desarrollo del proyecto de ejecución de la autovía, tal y como contempla el vigente PEIT, fue finalmente rechazada con los votos de la mayoría socialista.