López de Hita dice que las medidas "se quedan cortísimas" y son "bocadillos para neveras llenas"

ZARAGOZA, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación de Empresarios de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) en Aragón, Aurelio López de Hita, consideró que las medidas económicas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Debate sobre el Estado de la Nación para paliar la crisis se han quedado "cortísimas" y además suponen "dar bocadillos a los que ya tienen las neveras llenas".

En declaraciones a Europa Press, López de Hita apuntó que las medidas referentes a las pymes "son muy pequeñas y de muy poca cuantía teniendo en cuenta el grave problema en el que se encuentran".

Así, en referencia al recorte de cinco puntos del Impuesto sobre Sociedades durante tres años para aquellas pymes de menos de 25 trabajadores y un volumen de ventas inferior a 5 millones de euros y que, a 31 de diciembre de 2009, mantengan o mejoren su plantilla media de 2008, el presidente de Cepyme consideró que "podría ser una medida interesante pero afecta a un grupo minoritario".

"Sólo afecta al grupo minoritario de empresas que son las que sobreviven y han hecho el milagro de mantener el empleo, pero se ignora a las miles de empresas en situación delicada, que no van a recibir ninguna ayuda ni facilidad crediticia", criticó.

En este sentido, López de Hita opinó que estas medidas "engloban una carga mayor de demagogia que de realidad" porque suponen "dar bocadillos a los que ya tienen las neveras llenas".

Sobre el Plan 2000E de ayudas directas para la compra de automóviles de 2.000 euros por vehículo, cofinanciado por el Ejecutivo central (500 euros), las comunidades autónomas (500 euros) y los fabricantes de coches (1.000 euros), que entrará en vigor "con carácter inmediato", el próximo 1 de junio y tendrá una duración de un año limitado a 200.000 operaciones, el presidente de Cepyme dijo que se trata de una medida "muy pequeñita en cuantía y extensión".

"Una medida que supone un desembolso de sólo cien millones de euros y el consenso de las Comunidades Autónomas y las empresas, en la situación en la que nos encontramos, se queda cortísima", aseveró.

Así, las deducciones fiscales por adquisiciones de vivienda también le parecieron "muy cortas" porque si bien, a su juicio, contribuirán a aligerar el stock, "son muy minoritarias".

Por último, López de Hita concluyó que Zapatero debería "afrontar el problema en conjunto, con valentía, porque con estas medidas no se aborda la raíz del problema que es la falta de crédito y la caída del consumo".