Los agricultores contarán desde mediados de mayo con más de 47,4 hectómetros cúbicos de agua para riego

MÁLAGA, 27 (EUROPA PRESS)

Los agricultores malagueños contarán desde mediados de mayo con una dotación de 47,4 hectómetros cúbicos de agua para riego durante esta campaña, después de cuatro años de sequía. Esta dotación es posible debido al estado actual de los embalses de la provincia, cuya agua embalsada se sitúa por encima del 58 por ciento, mientras que el pasado año no llegaba al 30 por ciento de su capacidad.

Los regantes de la zona del Guadalhorce fueron los que más sufrieron esta situación, ya que desde 2006 sólo han podido contar con riegos de socorro para salvar los árboles frutales y su producción. Desde mediados de mayo, los embalses del Conde del Guadalhorce, Guadalteba, Limonero, Casasola y Pilones del sistema de explotación Guadalhorce-Limonero, podrán desembalsar hasta 36 hectómetros cúbicos de agua para riego.

También se utilizará el agua del Guadalhorce en pequeñas cantidades, ya que sus altos niveles de salinidad se pueden corregir mezclándola con el agua del embalse del Conde del Guadalhorce, según indicaron desde la Consejería de Medio Ambiente en un comunicado.

Por otra parte, los regantes de la zona del Guaro contarán este verano con una dotación similar a la del pasado año. Concretamente, con 11,4 hectómetros cúbicos de agua del sistema Viñuela, que beneficiarán en torno a 5.200 hectáreas de regadíos.

En lo que respecta al abastecimiento, los sistemas de Guadalhorce-Limonero, Costa del Sol Occidental y la Viñuela han previsto una dotación de 73,1 hectómetros cúbicos del agua para abastecer a una población superior a los 1,3 millones de habitantes.

El sistema de gestión de Viñuela beneficia a los municipios del Valle de Benamargosa, Vélez-Málaga, Algarrobo, Torrox y Rincón de la Victoria, además de algunas poblaciones del sistema del Guadalhorce, Totalán, Moclinejo y Macharaviaya, con más de 200.000 habitantes en los meses de verano, que contarán con una dotación superior a los 8,9 hectómetros cúbicos para abastecimiento, prácticamente la misma que el pasado año --8,8 hectómetros cúbicos--.

Málaga capital, con más de 640.000 habitantes, contará con una dotación de 32,84 hectómetros cúbicos hasta el final del año hidrológico de los embalses del sistema Guadalhorce-Limonero, incluido el Guadalhorce, ya que la desaladora de El Atabal consigue bajar el grado de salinidad de sus aguas, para que sean aprovechables para el abastecimiento.

Finalmente, los municipios de Benahavís, Benalmádena, Casares, Estepona, Fuengirola, Istán, Manilva, Marbella, Mijas y Ojén del sistema de Costa del Sol Occidental, tendrán una dotación superior a los 31,36 hectómetros cúbicos, la misma que el pasado año, para abastecer a una población que llega a los 500.000 habitantes durante los meses de verano.