Los cabildos cifran en 3.000 millones la deuda histórica del Gobierno de Canarias

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior (CC), estimó hoy que las corporaciones insulares han tenido que abonar de sus fondos propios alrededor de 3.000 millones de euros para contrarrestar la falta de financiación de las competencias transferidas por el Gobierno de Canarias. "Podremos discutir 500 o 1.000, pero el déficit está ahí", subrayó.

Melchior se expresó así en declaraciones a los periodistas tras la celebración de la Comisión General de Cabildos en el Parlamento regional y en la que los presidentes insulares protestaron ante lo que calificaron de incumplimientos del Gobierno. "No es una acción novedosa", aclaró Melchior que se refería a su decisión y la del presidente de Gran Canaria, José Miguel Pérez (PSOE) a no explicar los detalles de respectivos a 2007 sobre 'los servicios transferidos y liquidación presupuestaria'.

"Lo que dije en la última comisión sería lo mismo que diría hoy. Sobra que diga algo más, basta con ver el diario de sesiones, pero si se empeñan diré lo mismo", ironizó para concluir que "se repite la misma situación".

El nacionalista no quiso pronunciarse sobre el trato que reciben los cabildos del vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, José Manuel Soria (PP). Sobre la petición de reprobación del PSOE se limitó a decir que "eso son segundas derivadas".

A pesar de esto, sí fue rotundo al afirmar que "ni ahora, ni cuando se realizaron las transferencias se ha tenido el respeto que se debe tener a los cabildos". "Tenemos cuantificado 3.000 millones de euros en déficit y podrás discutir mil o 500, pero esto va con cargo a los cabildos que tienen la obligación de cumplir", repitió.

"Se ha reconocido por parte de todos los grupos políticos en los últimos doce años años que con los cabildos ha ido mejorando la ejecución de las competencias porque ha sido más efectiva", afirmó Melchior que también puntualizó que la actual situación es "muy difícil de soportar y más en momentos como los actuales".

En esta línea se reafirmó en que "en los últimos once años hablamos del orden de 3.000 millones de deuda para todos los cabildos", aunque sí señaló que "no reclamamos los 3.000 millones", pero sí que se reconozca el esfuerzo de los cabildos. "En época de crisis están en todas las administraciones con dificultad pero hay que priorizar los servicios sociales y la generación de empleo porque tenemos una tasa de paro superior al 26 por ciento", resumió.

Asimismo abogó porque se realice un esfuerzo "de todos" y se "eliminen cosas superfluas". Además el presidente del Cabildo tinerfeño indicó que "cada uno asuma su responsabilidad y se le juzgue por la ejecución de su competencia, pero no se puede decir has todo esto y no te doy un duro".