Los diabéticos con ulceras en las plantas de los pies encuentran solución en la cirugía MIS

MURCIA, 25 (EUROPA PRESS)

Los diabéticos que padecen úlceras en las plantas de los pies han encontrado una solución en la cirugía percutánea. Una de las conclusiones del II Congreso Internacional de Cirugía Mínimamente Invasiva de Pie y Tobillo (MISFA 2009), que se está celebrando desde el pasado jueves en Murcia y concluye hoy, es la aplicación novedosa de estas técnicas para tratar quirúrgicamente estas úlceras con el fin de evitar o minimizar futuras complicaciones que pueden llevar incluso a la amputación.

Más de quinientos especialistas en traumatología y cirugía ortopédica, procedentes de Europa y América, han debatido sobre las técnicas conocidas como MIS, (Minimal Incision Surgery), durante este congreso organizado por la Fundación Amical (Asociación Médica para la Investigación y Desarrollo de las Ciencias del aparato Locomotor), que presiden los doctores Mariano de De Prado y Pedro Luis Ripoll.

El doctor De Prado, experto en técnicas MIS desde hace 15 años, defendió hoy que la utilización de "la cirugía percutánea permitiría que se demoraran un alto porcentaje de amputaciones en pies de diabéticos, siempre que el diagnóstico se realice muy precozmente". Estas lesiones son más frecuentes en enfermos crónicos, de larga duración, que no se han sometido a los cuidados adecuados para tratar la diabetes.

El problema surge por complicaciones vasculares (circulatorias) o neuropáticas (pérdida de sensibilidad). Al aparecer, puntualizó, "la alteración en el pie, el paciente apoya la planta de manera incorrecta al caminar. Con el tiempo la piel se necrosa y se ulcera, provocando una infección secundaria, a veces tan grave como la gangrena, lo que obliga a amputar un dedo, el radio e incluso todo el pie hasta el tobillo".

"Si en las fases iniciales de esta evolución tratamos con osteotomías o artrodesis que mejoren el reparto del peso a lo largo de la planta del pie, retrasaremos o incluso en algunos casos se evitará las graves complicaciones que llevan a la amputación", añadió.

Las técnicas MIS, "son intervenciones que se realizan a través de microincisiones, de entre 3 y 5 milímetros, a través de las cuales se introducen los instrumentos necesarios para realizar la cirugía, además de microcámaras con las que observar la lesión y guiar nuestros pasos quirúrgicos".

Las más comunes son artroscopias, que se realizan en el interior de las articulaciones, bajo visualización directa a través de microcámaras y las percutáneas, se realizan fuera de la cavidad articular y, por tanto, en la mayor parte de los casos no pueden utilizarse microcámaras (cuando sí se pueden emplear se denominan técnicas endoscópicas).

Por ello precisan de un sistema de visión radiológica (fluoroscopio) con el que se controlan los pasos quirúrgicos, según informaron fuentes del Hospital San Carlos de Murcia y la Fundación Amical en comunicado de prensa.

Y es que, diferentes estudios epidemiológicos han demostrado que, el 90 por ciento de la población femenina, por encima de 65 años, sufre algún tipo de deformidad digital, que precisaría de tratamiento; el 60 por ciento de la población general (por encima de 65 años), tanto masculina como femenina, presenta algún grado de deformidad de hallux valgus (juanete), siendo mayor la incidencia en la mujer.

El 50 por ciento de la población femenina (por encima de 65 años) sufre una pérdida de la almohadilla plantar secundaria a metatarsalgias con presencia de callosidades plantares para compensar la disminución de dicha almohadilla.

El factor extrínseco más importante en el desarrollo de las deformidades del antepié es la utilización de un calzado inadecuado, con punta fina y tacón alto.

La incorporación de la mujer, de una manera generalizada, al mundo laboral urbano, sin renunciar a la utilización de este tipo de calzado de moda, "ha hecho que la incidencia de estas deformidades y la demanda de su solución haya aumentado espectacularmente en la última década: se ha multiplicado por diez", concluyó el comunicado.