Los ex consejeros presentan conjuntamente recurso de alzada contra su cese para defender su actuación

No cuestionan la intervención ni piden su reposición en el cargo, pero quieren demostrar su actuación "eficiente" en la caja

TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS)

Los 15 miembros del consejo de administración de Caja Castilla La Mancha (CCM) que fueron cesados el pasado 29 de marzo tras la intervención del Banco de España, han presentado conjuntamente recurso de alzada contra su destitución y para defender su actuación en la entidad.

Los representantes legales de los ex consejeros hicieron hoy firme esta medida, cuando se cumple un mes de la decisión del Banco de España de intervenir la entidad de ahorro, según explicaron a Europa Press en fuentes cercanas a éstos.

Varios de ellos precisaron a Europa Press que esta decisión en bloque no supone recurrir la intervención propiamente dicha y que ni siquiera piden su reposición en el cargo, ni cuestionan la decisión del Banco de España, sino que simplemente quieren demostrar que los miembros del consejo actuaron con "eficiencia" y "sin negligencia".

De hecho, detallan su deseo de defender su actuación en CCM durante su tiempo de permanencia en el consejo, argumentando que el límite de esa labor finaliza cuando deciden los órganos ejecutivos y de gestión, los encargados de abordar las cuestiones decisivas para la caja.

CASOS INDIVIDUALES

Esta decisión ya fue adelantada de manera individual ayer por el presidente de la Federación Empresarial Toledana (FEDETO), Ángel Nicolás, quien apuntó que él no tuvo tiempo de tomar ninguna decisión importante ya que entre su nombramiento a finales de febrero, y su cese, apenas transcurrió un mes.

Similar caso se produce en el caso de Francisco Galán Polo, quien apuntó hoy a Europa Press que su nombramiento se produjo en sustitución de la dimitida Rosa Romero, y que por tanto no dispuso de tiempo material ni de asistir a ninguna reunión que ratificara acuerdos de la caja.

De este modo, dijo que el Banco de España deberá estudiar las circunstancias individuales de todos los consejeros, es decir, los consejeros que han estado un cierto período de tiempo y han podido participar de forma directa en los hechos, "tendrán que tener un tratamiento" diferente a los que "no hemos hecho más que tomar posesión por cese de otros, y además esos otros cesan por órdenes políticas que yo no quise aceptar", Lógicamente, "yo creo que el Banco de España tiene la necesidad técnica de evaluar en cada caso, la decisión y los modos", afirmó.

Por su parte, Germán Chamón, uno de los dos consejeros del PP que no dimitió del consejo, explicó que con su decisión no cuestiona los motivos que han llevado al Banco de España a realizar dicha intervención, sino que sólo quiere "demostrar que mi actuación como consejero no ha sido negligente". "Habré cometido errores de forma ejecutiva, pero no he actuado de forma negligente", subrayó.