Los grupos minoritarios ven demostrado el fracaso del Gobierno y avisan de que su apoyo dependerá de las políticas

Los grupos minoritarios ven demostrado el fracaso del Gobierno y avisan de que su apoyo dependerá de las políticas

Los grupos minoritarios ven demostrado el fracaso del Gobierno y avisan de que su apoyo dependerá de las políticas

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los grupos minoritarios del Congreso consideran que la remodelación del Gobierno acometido por José Luis Rodríguez Zapatero pone de manifiesto la improvisación de los socialistas y el fracaso de su primer año. En ese contexto, avisaron al presidente de que su apoyo al nuevo Ejecutivo dependerá de las políticas que vaya a adoptando.

CiU: MÁS DE LO MISMO, PERO SIN SOLBES

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, reprochó a Zapatero que hubiese centrado su discurso en decir "más de lo mismo sobre economía", sin mencionar cambios en política laboral, y volvió a afear a Zapatero que se guíe siempre por la "improvisación" y, en este contexto, enmarcó la sustitución de Pedro Solbes por Elena Salgado al frente del área económica.

Tras mostrar su respeto por la nueva vicepresidenta económica, se dedicó a elogiar a Solbes por haber administrado con "rigor" y "decisión" la economía en la anterior legislatura y dijo temer que, después de su salida, sea Zapatero el que lleve en solitario las riendas de la economía también desde la "improvisación". "Mucho nos tememos que con usted al frente, el déficit público será muy superior que con Solbes. ¿Quién va a hacer Solbes cuando sea necesaria la contención del déficit?", se preguntó.

Duran reiteró las siete "alarmas rojas" de la economía de las que ya advirtió a Zapatero en julio, lamentando que no se haya puesto solución a ninguna de ellas. En este contexto, propuso la creación de una "cuenta corriente integral" que permita equilibrar la contabilidad de las empresas que deben el IVA al Estado pero tienen que abonar otros tributos.

PNV: INSTITUCIONES INFLADAS

En representación del PNV, su portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, tildó de "inverosímil y extravagante" que Zapatero defienda su remodelación del Gobierno alegando que servirá para actuar "con energía y eficacia" contra la crisis. Entre otras cosas, dijo, porque no ha dado "ejemplo de austeridad" ni ha reducido las estructuras administrativas en un momento en el que "hay que apretarse el cinturón". "No se puede estar pidiendo sacrificios a los ciudadanos, mientras se mantienen plataformas institucionales artificialmente infladas", señaló en este sentido.

El dirigente nacionalista criticó, en concreto, que se haya creado una tercera vicepresidencia, la de Política Territorial, con la que, de acuerdo con las facultades que se le atribuyen a su titular, Manuel Chaves, resulta "fácil" darse cuenta de que los cambios en el Gobierno "poco o nada tienen que ver con las urgencias de la crisis económica".

Sin embargo, tirando de ironía, sí reconoció en un punto que el objetivo de los cambios de Zapatero guarda una relación directa con la crisis, el referido a que ahora él sea el titular del área de Deportes. "Bien capitalizados por el presidente, los éxitos internacionales de los deportistas españoles atenuarán los golpes de la crisis y harán más grande la figura del césar", enfatizó.

Erkoreka también denostó que en menos de un año el presidente del Gobierno haya "obligado" a una serie de unidades administrativas a realizar "un viaje de ida y vuelta" entre diferentes ministerios, citando como ejemplo las áreas de Política Social o la de Universidades. "La inmutabilidad no es buena para las organizaciones públicas, pero tampoco las veleidades son recomendables", remarcó, antes de poner en evidencia la falta de racionalidad organizativa insuflada a la remodelación.

ERC: HUIDA HACIA ADELANTE

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Joan Ridao, definió la remodelación del Gobierno como "una auténtica huida hacia adelante" que ha puesto en evidencia "el fracaso" en su gestión y catalogó como "teatrillo de fotos endogámicas" la exhibición de las reuniones internas de los nuevos ministros que tuvo lugar en Semana Santa.

Tras reprochar al presidente que "su insistencia en negar la evidencia" de la crisis ha hecho que "sus previsiones económicas hayan saltado por los aires", Ridao indicó que la crisis, los resultados electorales de Galicia, y Euskadi, y la financiación autonómica han "trastocado" la legislatura.

Además, indicó que la sustitución de Solbes por Salgado hace sospechar que el nuevo ministro de Economía va a ser el propio presidente del Gobierno, a quien ve como "un interlocutor al que se le mueve el suelo por todas partes". "Pero su problema no es de caras, sino de política", sentenció.

En la misma línea se pronunció Joan Herrera, de Iniciativa per Catalunya (ICV), quien considera que el reajuste del Gabinete ha demostrado las equivocaciones del Gobierno y ha puesto de manifiesto la "improvisación" y el "efectismo". "Ahora bien, su éxito o fracaso o su soledad o acompañamiento en el Parlamento, irán en función de sus políticas", avisó.

En ese contexto, Francisco Jorquera, del Bloque Nacionalista Galego (BNG) reiteró su disposición al diálogo y llegar a acuerdos con el PSOE, pero "eso exige aplicar una política de izquierdas, el respeto a la pluralidad del Estado español y un compromiso firme con Galicia".

Desde Coalición Canaria, su portavoz, Ana Oramas, puso en duda si el nuevo equipo de Gobierno es "el que necesita España", se quejó de que los cambios estén retrasando, entre otras cuestiones, la firma del Plan de Empleo de Canarias o y urgió Zapatero a que se reúna con el presidente canario, Paulino Rivero, para resolver cuestiones como la inmigración, la crisis económica de las islas y su conectividad.

UPN OFRECE APOYO

Carlos Salvador, de UPN, considera que el nuevo Gobierno es "más político" y que su éxito dependerá de sus políticas, ante lo cual ofreció el voto de su formación "en aquello que pueda ser útil para afrontar este terremoto".

Por el contrario, la diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, señaló que la reforma gubernamental, además de responder a la "ausencia" de política y al "nulo" sentido de Estado de Zapatero, supone una "anticipación" a la crisis de partido que augura en el PSOE.

En concreto, Díez subrayó la "irresponsabilidad" del presidente del Gobierno en su decisión de poner a un secretario de Estado con rango de vicepresidente tercero, en referencia a Manuel Chaves, al que, aseguró, "no se le ha dado una cartera, sino un monedero".

También Uxue Barkos, de Nafarroa Bai, dijo tener la impresión de que la remodelación "sólo expresa falta de proyecto económico y enorme improvisación en el proyecto político"