Los jueces no descartan adherirse a cualquier medida de presión ante la falta de avances en sus reivindicaciones

CASTELLÓN, 28 (EURPA PRESS)

La junta provincial de jueces de Castellón no descarta adherirse a cualquier medida de presión, del tipo que sea, que pueda adoptarse a nivel nacional, al considerar que no ha habido avances "significativos" en sus reivindicaciones desde el 18 de febrero.

Así lo acordaron hoy durante una reunión los jueces y magistrados de la provincia de Castellón, según informaron en un comunicado fuentes del TSJ de la Comunitat Valenciana.

Igualmente, consideran que "la previsión de creación de órganos judiciales es ridícula y no se ajusta al incremento de trabajo experimentado en los últimos tiempos".

Durante la junta, se puso de manifiesto que la situación actual de "colapso" de los juzgados de la provincia de Castellón "no se debe únicamente a la situación coyuntural de crisis, sino que ya venía de antes, habiéndose agravado en los últimos tiempos".

Los jueces de Castellón también consideran que los "escasos" logros alcanzados desde el 18 de febrero en temas como la supresión de traslado forzoso por ascenso, o medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, "no suponen ninguna mejora para la situación actual de colapso de los juzgados".