Los Mossos detienen a un activista antitransgénicos que se abalanzó sobre el coche de Montilla

LLEIDA, 31 (EUROPA PRESS)

Los Mossos d'Esquadra detuvieron hoy a un manifestante antitransgénicos que se abalanzó sobre el coche oficial que transportaba al presidente de la Generalitat, José Montilla, a la salida de un mitin en Lleida.

Los agentes pidieron al manifestante que se alejara del vehículo y ante su negativa, fue detenido por desobediencia a los agentes de seguridad, informó a Europa Press un portavoz de los Mossos

El detenido pretendía entregar al president información sobre la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para prohibir el cultivo de transgénicos en Catalunya, cuya tramitación ha impedido el PSC en el Parlament, con la aquiescencia de CiU y PP.

Una veintena de manifestantes de la Plataforma 'Som lo que sembrem' -custodiados por los Mossos d'Esquadra-- se situaron en la entrada del pabellón Cappont de Lleida donde el PSC celebró un mitin electoral.

A la salida del mitin, los activistas antitransgénicos intentaron acercarse al coche del presidente Montilla para entregarle el material informativo y trasladarle sus reivindicaciones, pero los Mossos lo impidieron.

Al arrancar, los manifestantes se situaron enfrente del vehículo oficial de Montilla, y al ser dispersados, los mossos detuvieron y se llevaron esposado a uno de ellos.

Los manifestantes -con mascarillas y luciendo pancartas con la leyenda 'Transgénicos: quien paga manda'-- explicaron a Europa Press que la plataforma pretende hacer actos reivindicativos como el de hoy también en mítines de PP, CiU para reprocharles su rechazo a la ILP, apoyada por 105.000 firmas de ciudadanos recogidas en los 4 meses reglamentarios establecidos. Reclaman a PSC, CiU y PP que retiren sus enmiendas a la totalidad a la ILP por "ética democrática y sentido común".

En el material informativo que repartían hoy, explican que Catalunya ocupa el segundo lugar en la producción de conreos transgénicos en Europa, y que las plantas transgénicas de uso agrícola son propiedad de "gigantescas corporaciones".

Alertan de que el cultivo de transgénicos contaminan los conreos y acaban con las variedades autóctonas además de tener "serios riesgos para la salud". Se refieren a una variedad de maíz prohibida en Francia, Alemania, Austria, Suiza, Grecia, Hungría y Rumania, que se continúa promocionando en Catalunya.

Por estos motivos, entre otros, quieren una moratoria en el desarrollo de transgénicos además de investigaciones independientes sobre sus efectos sanitarios. Acusan a PSC, CiU y PP de "vetar" el debate parlamentario sobre el cultivo de transgénicos, en lo que consideran un "menosprecio" a los ciudadanos, 60 municipios y 4 comarcas, además de cargos locales de estos partidos que también apoyaron la ILP.