Los procedimientos arbitrales suben un 89% en 2009 respecto al primer trimestre del año anterior, según AEADE

Firmado un acuerdo para permitir la promoción e implantación del arbitraje en empresas de Castilla-La Mancha

TOLEDO, 12 (EUROPA PRESS)

La crisis económica ha provocado que en lo que va de 2009 los procedimientos arbitrales entre empresas se hayan incrementado en un 89 por ciento, respecto al primer trimestre del año anterior, según los datos de la Asociación Europea de Arbitraje (AEADE), que apunta que los más numerosos son los conflictos relacionados con el sector de la construcción.

Así lo confirmó en rueda de prensa el secretario de AEADE, Javier Íscar, tras el acuerdo que suscribieron hoy en Toledo el presidente de CECAM CEOE-CEPYME, Jesús Bárcenas López, y el presidente de la Asociación Europea de Arbitraje (AEADE), Juan Ignacio Barrero, y que permitirá la promoción e implantación del Arbitraje entre las empresas de la región.

Aunque en este acto los representantes de AEADE no ofrecieron datos del incremento de los procedimientos administrados por la asociación en la región, Íscar matizó que tras la construcción, la distribución, el sector servicios, y las relaciones entre autónomos y pymes, protagonizan el mayor número de estos procedimientos arbitrales.

El secretario de AEADE aseguró también que se ha registrado un incremento del 50 por ciento en cuanto al número de empresas que acuden al arbitraje después del conflicto, y que este procedimiento permite que la relación no quiebre como ocurre cuando se acude a un juzgado.

A renglón seguido, explicó que el 70 de los conflictos en el sector de la construcción se producen por incumplimientos contractuales, por no pagar a la promotora o la constructora, y que el resto surgen por problemas de patología, "y la culpa puede ser o bien de la construcción, o de la promoción".

SOLUCIÓN CONFLICTO

En otro orden de cosas, resaltó la reducción en la solución del conflicto que permite el arbitraje, "pues mientras una solución en el sector inmobiliario puede demorarse cuatro años por el proceso judicial, seis meses o cuatro meses en un alivio para las partes, pues por este procedimiento el plazo máximo de resolución es de seis meses", dijo.

Por último, el secretario de AEADE indicó que los laudos, esto es, las resoluciones arbitrales, son de obligado cumplimiento, y tienen la misma fuerza que una sentencia.

Por su parte, Bárcenas indicó que el procedimiento arbitral no es nuevo en la región porque se viene haciendo a nivel provincial, "pero la diferencia que hay en el acuerdo es que la institución puede representar a los empresarios tanto a nivel nacional como a nivel europeo".

"Por ello, este acuerdo marco permitirá abrir un nuevo campo de arbitraje ante las discordias que puedan surgir entre empresarios, y así evitar el sistema tradicional de jurisdicción", agregó el presidente de la patronal regional.

En términos parecidos se pronunció el presidente de la Asociación Europea de Arbitraje que destacó el auge de esta fórmula para solucionar los conflictos entre empresas.

"Economizar tiempo es importante porque los juzgados están repletos y tardan meses en resolver los conflictos, y además genera menos costes" dijo Barrero, que auguró un gran futuro al arbitraje, como muestra el hecho de que cada vez haya más empresas que se sometan a él.