Madrid alberga este fin de semana diferentes actos festivos por el Día Mundial del Comercio Justo, organizado por Setem

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Comercio Justo, el próximo 9 de mayo, la ONG Setem ha organizado una serie de actos lúdicos en Madrid para conmemorar esta efeméride, financiados por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) y el Ayuntamiento de la capital.

Así, el viernes 8 de mayo, a partir de las 18.30 horas, tendrá lugar la inauguración oficial del evento en la Plaza Felipe II de la capital. A continuación, se celebrará un Desfile de Moda de Comercio Justo al aire libre, organizado por IDEAS.

El sábado, en la misma ubicación, todos los madrileños que lo deseen podrán desayunar productos de Comercio Justo --café, cacao o zumos-- de manera gratuita, en horario de 10:30 a 13:00 horas. Este desayuno se celebra simultáneamente en Francia, Suiza, Reino Unido, Polonia y Finlandia, según precisa Setem en un comunicado.

Además, a lo largo del día, se organizarán talleres infantiles de pintura, de bisutería, cuenta cuentos, concursos, exposiciones, espacios audiovisuales; y para los más mayores, un taller de cata de café, un bar y un restaurante de Comercio Justo, el espacio de Finanzas Éticas con la campaña 'Error104, error en el sistema', y la actividad 'El Hormiguero de Comercio Justo' que sorteará un lote diario de este tipo de productos.

Posteriormente, a partir de las 20:30 horas, se celebrará la Gran Fiesta del Comercio Justo, organizada por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo y coordinada por la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO, por sus siglas en inglés), que este año lleva por lema 'Big bang!! Haz oír el comercio justo'. En esta fiesta habrá grupos de percusión, un concierto y se leerá un manifiesto al respecto. Las actividades continurán el domingo, en horario de 10:30 a 21:00 horas.

Gracias al Sello Fairtrade-Comercio Justo, los productores pueden salir de la pobreza y mejorar sus condiciones de vida, ya que garantiza al consumidor que el producto certificado con el Sello ha sido elaborado en condiciones de trabajo dignas y ha sido comprado a un precio justo que cubre todos los gastos de producción.

Además, por cada kilo de productos de Comercio Justo los productores reciben una aportación adicional, la llamada prima de Comercio Justo. Esta prima se destina a proyectos sociales y de desarrollo de la comunidad productora y su uso concreto se determina democráticamente.