Madrid será sede permanente de la Fundación Japón desde el otoño y celebrará un Mes del Diseño Japonés en 2010

Además, el II Plan Japón incluye medidas de promoción cultural nipona, económicas y de mejora de la seguridad para los turistas

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Madrid se convertirá en sede permanente de la Fundación Japón, la institución equivalente al Instituto Cervantes español, a partir del próximo otoño, convirtiéndose así en la segunda ciudad hispana con representación permanente de esta prestigiosa entidad tras México D.F. y sumándose a otras capitales europeas como París, Londres o Roma, que ya tienen sede.

Ésta es una de las medidas incluidas dentro del II Plan Japón 2009-2011 que fue presentado hoy por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, acompañado por el embajador nipón en España, Motohide Yoshikawa. Entre otras cosas, se incluye la apertura de esta sede para la que "el Parlamento japonés ya ha aprobado una signación presupuestaria".

Además, esta reedición del Plan Japón incluye otras novedades en temas culturales, tales como la incorporación del área de Gobierno de Las Artes, que participará facilitando la convocatoria de un nuevo Japan Day, organizado por la televisión pública nipona; la celebración en 2010 del Mes del Diseño Japonés, o la inclusión de actividades relacionadas con este país en La Noche en Blanco y Los Veranos de la Villa.

También potenciará la participación de japoneses en actividades de promoción de Madrid tales como aprendizaje relacionada con el flamenco y la guitarra española, así como del castellano, y se impulsarán los intercambios artísticos-culturales entre ambos países.

SEGURIDAD Y ECONOMÍA

En materia de Seguridad, se iniciará una experiencia piloto en cinco o seis hoteles de la capital para mejorar la atención a los turistas japonenses víctimas de delito. Así, en estos establecimientos dispondrán de formularios en su idioma que podrán ser cumplimentados allí mismo y que posteriormente serán revisados, sellados y recogidos por la Policía Municipal, brindando una atención "inmediata". "En el futuro se extenderá a más hoteles y a los turistas en general", matizó el primer edil.

Además, se mantendrán las Oficinas Móviles de Policía Municipal por las zonas más concurridas, se ampliarán los sistemas de videovigilancia, se harán campañas de prevención y concienciación, también en japonés para que los turistas sepan qué precauciones tomar, y se contará en todo ello con la colaboración de las agencias y guías de viajes japoneses, así como en la Embajada, donde se contará con información sobre las zonas más conflictivas.

En cualquier caso, el tema de la seguridad es uno de los que más satisfacciones ha dado a los promotores del Plan Madrid, ya que, según datos municipales, desde 2005, cuando se pusieron en marcha las 70 medidas del I Plan Japón, se ha conseguido reducir la cuarta parte de los delitos violentos con víctimas japonesas, pasándose de 28 a 7 en estos cuatro años, si bien el número de delitos no violentos aumentó un 14 por ciento en el mismo periodo.

En cuanto al ámbito económico, "siempre en coordinación con el Plan Asia-Pacífico del Ministerio de Asuntos Exteriores y con el ICES", se desarrollará una estrategia para atraer inversiones japonesas mediante un programa de acogimiento del inversor nipón (cesión de espacios y oficinas a la llegada, resolución de problemas, asesoramiento...) y una oficina virtual para apoyarle dentro del portal esmadrid.com. Asimismo, se potenciará la colaboración con entidades públicas y privadas de dicho país mediante el fomento de intercambios y presencia en ferias y congresos. Hoy por hoy, en Madrid operan un centenar de compañías japonesas.

Por último, en materia de Turismo se continuarán mejorando las señales urbanas en japonés ("Madrid es la única ciudad del mundo que las tiene", señaló el embajador Yoshikawa), se lanzarán paquetes de información turística en japonés tanto en papel como on-line teniendo en cuenta los lugares y actividades de especial interés para este público, se mantendrán las rutas de visitas guiadas en este idioma y se añadirá una nueva ruta gastronómica.

Según los datos municipales, desde 2005 el número de turistas nipones en la capital española se ha incrementado en un 142 por ciento, llegando a los 365.298 en 2007. "Madrid y Japón están más próximos que nunca en toda la Historia", concluyó Gallardón.

SEGUIR MEJORANDO

El alcalde subrayó por último que el objetivo del Plan Japón, ahora reeditado, es "superar el déficit histórico de relación con el mundo asiático en general, y con Japón en particular", por lo que calificó este plan como "una estrategia rompedora de discriminación positiva para corregir los errores del pasado", que Madrid impulsó de manera pionera y que ahora "han copiado otras ciudades del mundo".

Además, agradeció a Yoshikawa su colaboración con el Ayuntamiento y le regaló una escultura en bronce de una menina antes de su partida como Alto Representante japonés a Afganistán y Pakistán dentro de unas semanas.

Yoshikawa, por su parte, se congratuló de que este Plan sirva para "avanzar aún más y conseguir perpetuar la gran aceptación de Madrid entre los japoneses y profundizar el mutuo conocimiento". "Como embajador en Afganistán y Pakistán, procuraré ser representante no sólo de mi país, sino también honorario de España", añadió finalmente.

Asimismo, ambos dirigentes se refirieron a la rivalidad entre Madrid y Tokio por conseguir los Juegos Olímpicos de 2016. "El hecho de competir ha conseguido acercarnos aún más a nivel político, técnico y administrativo, conocernos aún mejor y ha convertido la rivalidad en una oportunidad", afirmó Gallardón, quien aseguró que si Madrid queda fuera de la carrera por los Juegos apostará por la propuesta japonesa.

"El 2 de octubre en Copenhague espero que la ciudad elegida sea Tokio o Madrid. Si es Madrid, habrá muchos japoneses, incluyendo yo mismo, que vendrán aquí, y si es Tokio espero que vayan miles de españoles", añadió Yoshikawa.

Por su parte, el director general de Política Exterior para Asia y Pacífico del Ministerio de Asuntos Exteriores, José Eugenio Salarich, subrayó que "nunca antes había sido tan buena e intensa, con tantos contenidos de calidad, la relación entre España y Japón" y aseguró que ambos estados comparten "intereses parecidos en la agenda global, como la energía, el cambio climático o el fortalecimiento del sistema multilateral". "El Ministerio apoyará cualquier mejora", concluyó.

El presidente de la Fundación España-Japón, Antonio Garrigues, reclamó una conexión directa entre ambos países como ya tienen muchos estados de la Unión Europea y reivindicó que el Plan Japón de Madrid es "magnífico, amplio y fenomenal".