Marroquín cree que Asturias cuenta con capacidad económica e industrial para ser de las primeras CCAA en salir de la crisis

GIJÓN, 18 (EUROPA PRESS)

El director del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa), Víctor González Marroquín, apostó hoy que Asturias será una de las primeras regiones en salir de la crisis cuando la situación a nivel global se recupere, ya que tiene, a su juicio, "la capacidad económica e industrial de hacerlo".

"Hay otras comunidades que lo van a pasar peor porque tienen un problema estructural, basadas en el ladrillo y el turismo", señaló en declaraciones a Europa Press antes de presentar una nueva línea de ayudas a empresarios en el recinto ferial de Gijón.

"Yo me fijaría en el muro que divide las dos Españas con casi de diez puntos de desempleo", apostilló. Según el director del Idepa, Asturias tiene una economía diversificada y atribuyó a un problema coyuntural la situación en la región, debido básicamente a que tiene una industria reconvertida, moderna y con capacidad de producción "muy grande" que el mercado necesita.

En esta línea, añadió que uno de los problemas en la economía es que cuesta que lleguen los créditos a las empresas, por lo que todo lo que sea inyectar dinero directamente a estas --en relación a las nuevas ayudas del Gobierno-- o de apoyo a los consumidores, permiten que tengan mercado y solvencia. "Van en la buena vía", dijo de las ayudas anunciadas. También apostó por fijarse "en la economía real".

Así lo dijo a Europa Press momentos antes de presentar las nuevas convocatorias de ayudas a empresas. Marroquín, señaló que está en marcha el Programa de Inversión Empresarial (PIE), que son ayudas a la inversión que se complementan con otras líneas como Fondos Mineros a través de Miner o ayudas regionales.

Durante la presentación de hoy, se informó también de una línea de ayudas dedicada a la mano de obra, y se irán presentando para innovación y suelo. Según el director del Idepa, está previsto sacar todas las líneas de ayuda a lo largo de este mes.

En cuanto al PIE, cuya convocatoria estará abierta hasta el próximo 30 de junio, dispone de un presupuesto para 2009 de unos 24 millones de euros. En 2008 concedió casi el cien por ciento de los recursos asignados a estas ayudas.

Además, añadió que en un estudio sobre el seguimiento de las ayudas concedidas entre 2001 y 2003, de más de 200 casos sólo tres de las empresas no mantuvieron la actividad durante cinco años como mandan los requisitos de la subvención. Las tres empresas eran hoteles.

Asimismo, Marroquín se congratuló de que a esta sesión informativa hayan acudido unas 200 personas, lo que "no es mala noticia teniendo en cuenta los tiempos que corren", aseguró. "No es mala cosa que exista interés para este tipo de ayudas", señaló antes de añadir que esto supone que hay proyectos de inversión.

El responsable del Idepa recordó que la situación de las empresas asturianas no es la misma, sino que hay sectores mejores que otros. De hecho, aseguró que algunas, aunque tengan un complicado presente, tienen un medio y largo plazo más esperanzador. Marroquín reconoció por otra parte que los problemas de crédito están ahí pero recordó que también las ayudas a fondo perdido que concede su entidad no se dan hasta que se ejecute la inversión y no se conceden hasta que se compruebe su viabilidad.