Martín invita a vecinos y asociaciones "a jugar al ataque" en la planificación de la cuenca del Deva

Medio Ambiente abre en La Hermida la participación pública de esta cuenca

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

El consejero de Medio Ambiente de Cantabria, Francisco Martín, invitó ayer a los ciudadanos y asociaciones "a jugar al ataque" en el proceso de planificación de la cuenca del Deva, en un acto que tuvo lugar en el Balneario de La Hermida (Peñarrubia), con la participación de los alcaldes de la zona y del presiente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Jorge Marquínez.

El consejero señaló que con este proceso de participación su departamento pretende dar un giro en la gestión de los recursos, de manera que las normas provengan de la consulta y de la voluntad popular, "y no como se ha llevado a cabo hasta el momento, en que los políticos imponían sus criterios a la sociedad", dijo.

Martín añadió que este nuevo criterio de gestión es una "garantía de éxito", y recordó que la Consejería ha creado para este cometido la Oficina de Participación Hidrológica. Este proceso de participación se enmarca en la iniciativa que realiza el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) para la implantación de la Directiva Marco del Agua en Cantabria, que tiene como criterios básicos considerar la cuenca desde la cumbre hasta un kilómetro mar adentro de la desembocadura, marcar como objetivo principal la calidad y salud de las aguas y del río, y contar con la sociedad para la planificación por medio de la información, la documentación y el debate.

Durante el acto, además del consejero, intervino el alcalde de Peñarrubia, Secundino Caso, para abrir la sesión y agradecer la presencia de los asistentes. También dedicó unas palabras a los presentes el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Jorge Marquínez, que manifestó el deseo de que la Confederación "dé un nuevo rumbo" a su política y pueda abordar "un contacto más directo" con los municipios implicados en las cuencas de los ríos.

Por su parte, la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, habló sobre el análisis del estado ambiental y de los usos del agua en la cuenca del Deva, mientras que la directora del CIMA, Luisa Pérez, explicó los contenidos del proceso de participación pública en la cuenca del Deva. En el acto también intervino el jefe de la Oficina de Planificación de la Confederación, Jesús González Piedra, que trató de la participación pública en la demarcación de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Asimismo, asistieron a la apertura del proceso de participación pública el director general de la Administración Local, Joaquín Ruiz Sisniega, el director general de MARE, Rafael Canales, y alcaldes y concejales de los municipios de Camaleño, Vega de Liébana, Cabezón de Liébana, Potes, Cillorigo de Liébana, Peñarrubia, Tresviso y Val de San Vicente.

Igualmente, acudieron representantes del SEPRONA, la Dirección General de Biodiversidad, la Mancomunidad de Servicios de Liébana y Peñarrubia, el Parador Nacional de Fuente Dé, Devatur, la Sociedad Cántabra de Fomento de Caza y Pesca, el Instituto de Hidráulica Ambiental Cantabria, la Red Cántabra de Desarrollo Rural, FECAV (Federación Cántabra de AA.VV.), el Grupo de Acción Local Liébana, el Grupo de Acción Local Saja-Nansa, la Sociedad Económica de amigos del País de Liébana, y la Asociación Hábitat, Terrazgo y Monte, entre otras entidades.

PLAN HIDROLÓGICO

Los procesos participativos pretenden desarrollar una planificación que surja de las demandas e intereses de la sociedad, en coherencia con la Directiva Marco del Agua. El objetivo último de estas actuaciones de la Consejería de Medio Ambiente es alcanzar el mayor consenso posible entre todas las partes implicadas para la elaboración del futuro Plan Hidrológico, que posibilitará la mejora del estado ecológico de las cuencas.

La cuenca del Deva es la más occidental de Cantabria y una de las mayores en cuanto a superficie, ya que cuenta con unos 1.200 kilómetros cuadrados, de los que más de las mitad son aportados por Cantabria, y el resto por Asturias y Castilla y León. La longitud total del río Deva es de 60 kilómetros, y tras recibir las aguas de los ríos Quiviesa y Bullón, en Potes y Ojedo, respectivamente, la cuenca se estrecha hasta su desembocadura a través de la ría de Tina Mayor, que forma uno de los estuarios más espectaculares de la región.

La cuenca se compone de tres unidades, los Picos de Europa, Liébana y la franja costera, cada una con unas características propias y claramente diferenciadas. En la parte cántabra de la cuenca se encuentran un total de nueve municipios: Camaleño, Vega de Liébana, Pesaguero, Cabezón de Liébana, Potes, Cillorigo de Liébana, Peñarrubia, Tresviso y Val de San Vicente.

Desde 2006, el CIMA ha desarrollado procesos de participación pública en la cabecera del Ebro y las cuencas Pas-Pisueña, Saja-Besaya, Miera, Campiazo, ríos internos de Castro Urdiales, Escudo y ríos costeros occidentales, Asón, Agüera y Nansa.