Martín (PSOE) plantea la necesidad de fortalecer Europa para seguir construyendo un mundo en paz, justo y solidario

MURCIA, 25 (EUROPA PRESS)

La candidata del PSOE a las elecciones europeas, Gloria Martín, planteó hoy la necesidad de fortalecer el papel de Europa "como actor global para seguir construyendo un mundo en paz, más justo y solidario", al tiempo que consideró que la presidencia española de la UE en 2010, "debe ser una oportunidad para imprimir un impulso definitivo en esa dirección".

En este sentido, indicó que "nos proponemos ejercer una presidencia fuerte y transformadora, aprovechando el ímpetu de la nueva Administración norteamericana y la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, con la prioridad de desarrollar una respuesta coordinada a la crisis financiera y económica, y de dotar a la UE de una voz común potente y progresista ante los grandes retos que tenemos por delante".

Martín abogó, según informaron en un comunicado fuentes socialistas, por "mejorar el sistema de representatividad de la ONU, con más competencias, incluyendo la reforma del Consejo de Seguridad y fortalecer al Consejo Económico y Social".

Asimismo, se comprometió a promover, tal como se aprobó en la Conferencia sobre la Agricultura de Madrid, una Alianza Global por la Agricultura, la Seguridad Alimentaria y la Nutrición, "que sirva para abordar, de una vez por todas, la erradicación del hambre en el mundo".

En materia de Seguridad y Defensa --uno de los ejes prioritarios de la presidencia española--, dijo que "los socialistas españoles apoyamos el refuerzo de las competencias de la Eurocámara y que disponga de más intervención directa en el desarrollo de la observación, diálogo y mediación de la Unión".

Igualmente, Martín manifestó el compromiso del PSOE por trabajar por un mundo sin armas nucleares, por la eliminación completa en todo el planeta de las bombas de racimo, por la aplicación de un Código de Conducta de la UE relativo a la exportación de armamento, y por la moratoria mundial de la pena de muerte. "Aprovecharemos todos los foros, especialmente, la Alianza de Civilizaciones, para alentar el diálogo intercultural y el conocimiento y respeto entre los pueblos y creencias", apostilló.

COOPERACIÓN AL DESARROLLO

La candidata socialista añadió que los problemas ocasionados por la crisis no deben llevar al abandono de los compromisos con la ayuda al desarrollo, porque "ahora es más urgente y su cumplimiento constituye precisamente una política contra la crisis", y propuso poner todos los medios para que Europa pueda alcanzar el objetivo de destinar el 0,7 por ciento de su PIB a cooperación con países en vías de desarrollo en 2015. "Una meta que nuestro país alcanzará antes de que termine la Legislatura", apostilló.

Para el PSOE, la lucha contra la pobreza, la paz, las desigualdades y la injusticia en los países en vías de desarrollo son una política de Estado. Así, Martín indicó que "el gobierno de Zapatero ha sido el que más ha aumentado la ayuda al desarrollo en la historia de España hasta alcanzar el 0,5 por ciento del PIB, tras ocho años de estancamiento en el 0,2 por ciento durante el Gobierno del PP".

Martín criticó que "en la Región de Murcia tampoco se aplica el acuerdo alcanzado en la Asamblea Regional en 1994, de destinar el 0,7 por ciento de los Presupuestos de esta Comunidad Autónoma a la Cooperación Internacional". "El PP nunca se ha comprometido en la lucha contra la pobreza, la paz y las desigualdades, ni cuando gobernó en España, ni en esta Comunidad Autónoma y, por supuesto, en Europa tampoco, porque no forma parte de sus prioridades", añadió.

INMIGRACIÓN

En cuanto a la inmigración, el PSOE apuesta por una política común de inmigración que se ha de impulsar desde la Unión Europea, para que exista un patrón común en los 27 países. Y es que, Martín señaló que Europa necesita articular políticas comunes de asilo, integración social, control de fronteras e incorporación al mercado laboral, que contribuyan también a una salida más rápida de la crisis.

Por eso, apostó por una inmigración ordenada, que en el caso de España "se ha convertido en un modelo ejemplar en el mundo". "Con la normalización del mercado de trabajo para los extranjeros, el Gobierno socialista de España dio derechos y obligaciones a quienes se encontraban en un limbo jurídico sin garantías para sus derechos más elementales, especialmente los laborales", añadió.

Finalmente, comentó que este modelo es el que se está aceptando e incorporando en Europa. De hecho, el pasado mes de diciembre el Consejo Europeo aprobó el Pacto Europeo sobre Inmigración que está fundamentado especialmente en los principios del modelo español.