Más de 400 agentes velarán por la seguridad ciudadana en el puente y el Día de la Cruz

El dispositivo especial de seguridad costará unos 60.000 euros menos que el pasado año

GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

Más de 400 agentes de la Policía Local de Granada, en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, conformarán el dispositivo especial de seguridad para el puente de mayo y el Día de la Cruz, festividad en la que se hará un especial control para evitar la venta de alcohol a menores y su consumo fuera del 'botellódromo', que permanecerá abierto.

Así lo afirmó hoy en rueda de prensa el concejal de Participación y Protección Ciudadana en el Ayuntamiento de Granada, Eduardo Moral (PP), quien explicó que el dispositivo entrará en funcionamiento el jueves 30 por la noche, con la presencia de 42 agentes, y se extenderá hasta las tres de la madrugada del próximo domingo 3 de mayo, siendo este día cuando habrá un mayor número de agentes --un total de 183-- con motivo del Día de la Cruz.

Además de velar por la seguridad ciudadana en los lugares más concurridos de la capital durante estos días, los agentes harán especial hincapié en evitar el consumo de alcohol entre los jóvenes.

Para ello, parte del dispositivo se centrará en controlar la venta de bebidas alcohólicas tanto en establecimientos como de forma ambulante. Los agentes irán acompañados de cuatro técnicos del área de Medio Ambiente para certificar que se cumple la normativa municipal en esta materia, que no permite vender alcohol a menores ni dispensarlo fuera del horario legalmente establecido.

También se efectuarán controles de alcoholemia entre los conductores y se repartirán unas 3.000 unidades de pruebas de alcohol desechables entre los jóvenes. Por su parte, la Guardia Civil controlará durante estos días la circulación en los alrededores del 'botellódromo', a fin de evitar posibles incidentes de tráfico en la rotonda de Méndez Núñez.

Moral indicó que otros lugares donde los agentes centrarán su labor serán la Plaza de Toros, el Triunfo, el barrio del Albaicín, la calle Pedro Antonio de Alarcón y los alrededores de la Plaza del Carmen, donde no se descartan los cortes de tráfico si se producen colapsos.

El dispositivo, que también incluye la vigilancia de las manifestaciones que se desarrollarán el Día del Trabajador, supondrá un coste de 35.000 euros para la Concejalía de Protección Ciudadana, unos 60.000 euros menos que el pasado año.

Moral justificó este ahorro en que en 2008 casi la totalidad del personal que conformó el dispositivo trabajó en servicio extraordinario, mientras que este año la mayoría lo harán en servicio ordinario, situación por la que también habrá menos agentes, añadió.