Más de 500 personas se benefician en Cantabria del Servicio de Ayuda a Domicilio que prevé la Ley de Dependencia

La vicepresidenta mantiene un encuentro con el personal que se encarga de prestar este servicio

SANTANDER, 5 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno y consejera de Empleo y Bienestar Social, Dolores Gorostiaga, visitó hoy las instalaciones que la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social, dependiente de su departamento, tiene en la Isla de Pedrosa (Marina de Cudeyo). Además, mantuvo un encuentro con el personal responsable del Servicio de Ayuda a Domicilio, que acaba de superar, por primera vez, la barrera de los 500 usuarios, beneficiando ya a 511 personas.

Según informó el Gobierno, en estos momentos el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) que presta directamente el Gobierno de Cantabria y que deriva de la Ley de Dependencia se realiza a través de 276 trabajadores, en su inmensa mayoría mujeres.

A estos 511 beneficiarios del Servicio de Ayuda a Domicilio hay que sumar otras 86 personas que lo reciben a través de otras entidades financiadas por el Ejecutivo regional. En total, estos usuarios reciben casi 30.000 horas de atención individualizada en sus domicilios. Asimismo, otras 100 personas están en lista de espera.

De los más de 500 beneficiarios del SAD, 303 pertenecen al Área Básica de Servicios Sociales de Santander; 103 a la de Laredo; 35 a la de Reinosa y 137 a la de Torrelavega.

En el transcurso de la visita, Gorostiaga detalló, respecto de la remodelación de los distintos edificios y espacios de la Isla de Pedrosa, que ya están aprobados los proyectos constructivos de reforma de lo que fuera la Casa del Director y que se prevé albergue la sede de la Fundación, así como del Centro de Rehabilitación de Drogodependientes. En este sentido, anunció que ambos se encuentran en trámites administrativos y urbanísticos con el objetivo de ejecutarlos el año próximo.

En el encuentro Gorostiaga estuvo acompañada, entre otros, por los directores generales de Políticas Sociales, Julio Soto; de Servicios Sociales, María Luisa Real, y por el gerente de la Fundación para la Salud y el Bienestar Social, Miguel Ángel Cavia.