Mas pide una CiU fuerte para evitar que España asimile a Catalunya como a Euskadi

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente de CiU, Artur Mas, reclamó hoy una CiU fuerte para impedir que Catalunya sea "asimilada" por España, como ha sucedido con Euskadi con el pacto PSE-PP.

En rueda de prensa, argumentó que sólo partidos nacionalistas "muy fuertes y con mucho apoyo popular" pueden impedir que las naciones queden "asimiladas y diluidas" en España, porque toda división en el espacio nacionalista lleva a gobiernos "de dependencia ideológica de Madrid".

En su lugar, abogó por lograr un Govern catalanista que no esté "hipotecado por fuerzas que dependen de Madrid", y que tienen el mismo modelo de Estado. Y es que según él, PP y PSOE comparten más de lo que parece, y pretenden una España "poco plural, muy central y muy uniforme".

Si no compartieran modelo, a su juicio, no habrían pactado en Euskadi contra el partido que ganó las elecciones. Mas opinó que ambos partidos "intentan ir desdibujando primero para borrar después el carácter plurinacional del Estado", y su pacto en el País Vasco es una "acción directa contra la España de las diversas naciones para imponer la España de una sola nación".

Remarcó que la "España plural" del PSOE y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha recibido su "acta de defunción" con el acuerdo en el País Vasco, y constató que los socialistas pactan con quien sea necesario para impedir que los nacionalistas lideren los gobiernos, como ha ocurrido en Euskadi y como pasó en Catalunya.

Mas destacó que en cinco años, el PSOE ha conseguido lo que el PP de José María Aznar no pudo lograr: "desalojar de Catalunya y Euskadi a los gobiernos nacionalistas". "Ha sido más efectivo el talante de Zapatero que el 'ordeno y mando' de Aznar", indicó.

En cuanto a la retirada de la política del ex lehendakari Juan José Ibarretxe, Mas entendió su decisión, aunque subrayó que no es su caso, pues él nunca ha llegado a ser presidente de la Generalitat.

Definió a Ibarretxe, con quien habló el lunes por la tarde, como un político que ha demostrado "honestidad, valentía y que ha sido tremendamente consecuente", y se puso a su disposición.