Monteseirín expone la experiencia hispalense de movilidad Urbana en un debate de la OMS

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud, a través de sus departamentos de Salud Pública y de Medio Ambiente, ha invitado a Sevilla, con la presencia de su alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, a exponer en Madrid a nivel mundial su experiencia de movilidad sostenible urbana, reducción de emisiones y la apuesta por las energías renovables

La presencia de la capital hispalense en los foros de este organismo de la ONU cuenta, según un comunicado del Ayuntamiento, con el respaldo permanente del departamento de Salud Internacional y la secretaria general del Ministerio de Sanidad.

En este sentido, el regidor hispalense ha participado en Madrid junto al ex presidente de Chile, Ricardo Lagos y los portavoces parlamentarios en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, que preside Gaspar Llamazares, en el panel presidido por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez y moderado por la periodista, Angels Barceló, en la sede del ministerio de Salud y Política Social con ocasión de la presentación del Informe Mundial de la OMS sobre Desigualdades Sociales en Salud 'Subsanar las Desigualdades en una Generación'.

En este sentido, una de las prioridades del Gobierno Central y, concretamente, del Ministerio Sanidad y Política Social para la presente legislatura, es la intervención en las desigualdades sociales que afectan a la salud en nuestro país. Se trata, además, de las materias primordiales ante la Presidencia de la Unión Europea que España ejercerá en el primer semestre de 2010.

Las conclusiones de la Comisión de la OMS son que dentro de un mismo país puede haber diferencias enormes en el estado de salud de sus habitantes, estrechamente vinculadas con el grado de desfavorecimiento social.

Por último, para mejorar las condiciones de vida de la población, la Comisión pide equidad desde la infancia pues, a escala mundial, no menos de 200 millones de niños no se desarrollan plenamente. Así mismo, pide entornos salubres para una población sana; erradicación del chabolismo; inversión en vivienda, saneamiento, electricidad, etc; prácticas justas en materia de empleo y trabajo digno; protección social a lo largo de la vida; y atención de la salud universal.