Moriles arranca con un 20 por ciento más de visitas que en 2008

CÓRDOBA, 8 (EUROPA PRESS)

La Cata de Vino Montilla-Moriles ha arrancado su XXVI edición con un notable incremento de visitantes ya que a la mitad de la feria, que se clausurará el próximo domingo, un 20 por ciento más de personas han pasado por el recinto.

En un comunicado, el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen (D.O.) Montilla-Moriles, Manuel Pimentel, se mostró muy satisfecho con la acogida que los cordobeses y otros muchos visitantes de fuera están brindado a la Cata porque ello "es indicio que de que reconocen la calidad de los productos cordobeses y se sienten orgullosos de ellos".

Pimentel afirmó que "los vinos generosos se están convirtiendo en vanguardia de la enología" y que cada vez son más las personas que descubren su calidad, versatilidad y elegancia.

Entre dichas personas, los jóvenes, que hasta ahora habían sido consumidores minoritarios de los caldos de Montilla-Moriles muestran un creciente interés por estos vinos, especialmente, por el fino, cuando hasta el momento sus preferencias se habían decantado por el pale-cream, explicó el secretario del Consejo, Manuel María López Alejandre.

Para el Consejo Regulador, el alto índice de asistencia, que espera que se mantenga durante el fin de semana, es un motivo de orgullo, "pese a los duros tiempos de crisis, ya que los ciudadanos están respaldando con su presencia y el consumo moderado a los excelentes y únicos vinos cordobeses".