Nueve miembros de UPyD han abandonado la formación mientras sigue en marcha la gestora territorial

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Hasta nuevo miembros de UPyD Madrid han abandonado en los últimos meses la formación que lidera Rosa Díez mientras que está en marcha una gestora territorial, como han resumido a través de un comunicado personas que hasta hace poco eran afines a este partido.

En el texto recuerdan que el Consejo Territorial de Madrid elegido en marzo contaba con 15 miembros mientras que desde este mes de enero se ha quedado reducido a nueve junto con una gestora provisional "que pretenden alargar a julio antiestatutariamente". Así, han dimitido Javier García Núñez (coordinador y portavoz y ahora en el CDS), Loida Sánchez, Javier Flores, Roberto Hernández, Mayse Peralta y Luisa Auñón.

Por otro lado, el Consejo Local de Madrid, integrado por 10 personas en mayo, ahora se ha quedado reducido a 5, lo que supondría, con los estatutos en la mano, que si dimitiese uno más habría que nombrar otra gestora. Los que han dimitido han sido Rosa Rubio, Luis Otero, Dolores González, Javier García Oliver y Jose Luis Gil.

Sobre la gestora territorial, el comunicado recuerda que se constituyó en septiembre. Entonces se plantearon dos opciones: convocar elecciones en dos meses, esto es, en noviembre, o apelar al supuesto "grave" que recogen los estatutos, que las retrasaría hasta mayo.

Sin embargo, los responsables del comunicado creen que lo que quiere la dirección es alargar la gestora hasta julio "antiestatutariamente".

En Valdemoro también funciona una gestora después de que las primarias quedasen en empate entre los dos candidatos que se presentaban. "Las gestoras en los consejos locales sólo pueden estar 30 días y esta ya va por los 40", han añadido.

Es por todo ello por lo que consideran que UPyD presentará el sábado sus candidatos en Madrid sumida en el "descontento y bajo graves circunstancias". "A falta de cuatro meses para las elecciones autonómicas y municipales, UPyD se encuentra bajo mínimos en Madrid, su plaza fundamental el próximo mayo", han manifestado.

Entre las causas de ese malestar señalan las filtraciones sobre los supuestos contactos entre Rosa Díez y el socialista Tomás Gómez de cara a "un posible pacto" de gobierno, el "revuelo" por las expulsiones de afiliados tras investigar sus perfiles de Facebook, las "denuncias de parcialidad" en las pasadas primarias, el "goteo de bajas", el resultado de las elecciones en Cataluña y los datos de las encuestas, que "lo máximo que otorgan es un 3 por ciento cuando se necesita como mínimo un 5".