ONG solidarias llevan meses sin pagar a sus trabajadores y alertan del cierre si no empiezan a recibir subvenciones

La Obra Social de 'Sa Nostra' refuerza sus ayudas en un 38% y el sector le pide que las liquide a la mayor brevedad posible

PALMA DE MALLORCA, 13 (EUROPA PRESS)

La mayoría de las organizaciones no gubernamentales (ONG) solidarias de las Illes Balears llevan varios meses sin poder asumir el pago de las nóminas a sus trabajadores y, de hecho, en algunos casos alertan de cese de su actividad a menos que si no empiecen a recibir las ayudas previstas desde las instituciones públicas, que están retrasando las convocatorias hasta el punto de que en estas fechas se cobran subvenciones correspondientes a 2008.

Al menos, así lo manifestaron representantes de estas organizaciones que asistieron hoy al acto de comunicación del resultado de la Convocatoria de Proyectos Solidarios de 'Sa Nostra', que tuvo lugar en la sede de la Obra Social, y al que asistieron un total de 83 ONG, que presentaron un total de 101 proyectos que se repartirán el millón de euros concedido por la caja, lo que supone un incremento en la dotación del 38 por ciento respecto a la convocatoria de 2008.

Las iniciativas, que en parte se dedican a atender "urgencias sociales por motivos coyunturales", según comentaron el presidente de 'Sa Nostra', Fernando Alzamora, y el director gerente de su fundación cultural, Antoni Sorà, van destinadas también a cubrir necesidades de formación y de atención a la dependencia y de enfermos crónicos. Un capítulo en el que admitieron que "darán un paso atrás" en cuanto las instituciones públicas desarrollen la ley específica.

La convocatoria de ayudas, que quedó oficialmente abierta hoy, recibirá previsiblemente solicitudes de unas ONG que, además, demandaron directamente a Alzamora que se les abone, a la mayor brevedad posible, el 100% de la subvención --en lugar de sólo el 50% al principio y el resto a la presentación de la memoria de actividades--, al tratarse de la única organización que, en lo que llevamos de año, ha comprometido partidas concretas, por lo que identificaron a la Obra Social como su tabla de salvación en una situación financiera compleja.

Estas partidas, que oscilan entre los 3.000 euros y los 30.000 euros, vendrán a compensar el retraso en la aprobación de las públicas que confirmó la totalidad de los representantes de asociaciones que participaron en el acto de hoy, que, en casos como la Asociación Balear de Fibrosis Quística, la Asociación de Diabéticos de Baleares, Alcer, la Obra Cultural Balear o la Asociación Gira-Sol --dedicada a la salud mental--, deben a sus trabajadores contratados y profesionales autónomos, al menos, la nómina de abril.

RECORTE BRUTAL DE AYUDAS

Y, aunque otras ONG confirmaron que por el momento pueden liquidar las nóminas de sus empleados, como es el caso de Cruz Roja y la Asociación de Padres y Amigos de Sordos (Aspas), en general, todas manifestaron su malestar por los retrasos, que vienen a sumarse a un "recorte brutal" en las subvenciones públicas, señalaron fuentes de la Asociación de Fibromialgia de Inca y Comarca, que debe mantener dos sedes --una de ellas en Son Servera-- con los aportes de 'Sa Nostra' y el Govern.

Esta entidad confirmó la merma paulatina en las ayudas de la Conselleria de Asuntos Sociales, que en 2006 ascendieron a 45.000 euros, en 2007 a 30.000, en 2008 a 25.000 y, este año, con 11.000 euros --en esta ocasión, para un año y medio-- que aún no han sido concedidos. Una cantidad con la que "no se puede funcionar", razonó la secretaria de dirección, Micaela Fuentes, quien lamentó que esta situación se produzca, cuando "ofrecemos atención a unos enfermos que deberían ser atendidos por la Seguridad Social", incidió.

CIERRE EN SEIS MESES

Las asociaciones expusieron que las consellerias de Salud, Trabajo y Asuntos Sociales "ni siquiera han aceptado los proyectos", cosa que sí que hizo la de Medio Ambiente pero no el Consell de Mallorca o el Ayuntamiento de Palma, confesó la presidenta de Gira-Sol, que no dudó en confesar que su entidad está en "bancarrota" y, junto con otras, alertó de la posibilidad de tener que "tirar la toalla" y cerrar sus puertas en un plazo aproximado de seis meses para las organizaciones que se encuentran en situación más adversa.

Por su parte, Alzamora declaró a los presentes que 'Sa Nostra' abrirá una línea de financiación destinada las entidades sociales que esperan la llegada de subvenciones "a un precio, unos tipos de interés y unas condiciones ventajosas". En lo que supondrá un refuerzo al funcionamiento de las organizaciones solidarias por parte de un una caja que tiene una "mayor agilidad" que las instituciones públicas en su gestión. Cabe señalar que algunas ONG ya gestionaron una póliza de crédito el año pasado, por lo que no podrán repetir la operación en 2009.